Pedro Vergés, embajador dominicano ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), aseguró que el Gobierno de Haití, a través de su ministro de Relaciones Exteriores, distorsiona la realidad debido a que en la República Dominicana no hay apatridia, y que “no ha habido deportaciones desde noviembre del año 2013″.

El diplomático dijo que la República Dominicana ofreció todas las facilidades para satisfacer la necesidad de los seres humanos, tener un documento de identidad, no solo para los haitianos, sino de todos los extranjeros de cualquier país, sim embargo, Haití mostró su incapacidad de dotar de documentos su propia gente.

Vergés dijo que el Estado dominicano rechaza todo intento de obstaculizar el ejercicio de su soberanía nacional.

Manifestó que que con sus críticas hacia el Plan Nacional de Regularización, y su intervención ante el Consejo Permanente de la OEA, Haití busca desviar la atención de los problemas de su actual proceso electoral interno.

Deja un comentario