Pedro Martínez vuelve a Boston
Pedro Martínez

NUEVA YORK.- El ex lanzador dominicano Pedro Martínez, que este 28 de julio será exaltado al salón de la fama del béisbol en Cooperstown, afirmó que el 60% de los peloteros en Grandes Ligas (MLB, por sus siglas en inglés) ha consumido esteroides y otras sustancias prohibidas para el rendimiento físico.

Martínez, una ex súper estrella de varios equipos, entre ellos los Medias Rojas de Boston, donde consolidó su carrera, habló con medios de Estados Unidos en una conferencia telefónica en la que hizo la afirmación.

“No era sólo Manny Ramírez, probablemente el 60% de los peloteros hacían eso”, dijo Martínez, preguntado acerca de la abrupta caída de la carrera del formidable toletero dominicano de los Medias Rojas y que renunció a los estadios después de ser suspendido con 50 partidos en el 2009, después de dar positivo en las pruebas.

Ramírez, junto a David Ortiz, constituyó uno de los principales soportes para los triunfos de Martínez con los Medias Rojas.

“El se vio obligado a pagar las consecuencias de sus actos”, señaló Martínez respecto a Ramírez, quien ahora trabaja como entrenador de los Cachorros de Chicago.

“Fue muy desafortunado para la República Dominicana, fue lamentable para su carrera y en realidad para sí mismo”, agregó Martínez.

“A Manny, probablemente le encanta más el juego que a cualquier otra persona que usted se pueda imaginar”, sostuvo el ex lanzador.

Explicó que no es que se queje de la competencia desleal, añadiendo que disfrutaba lanzar en aquellos tiempos en los muchos peloteros de fuerza, eran cuestionados por el uso de esteroides.

“Manny siempre ha tenido una buena actitud y es querido por mucha gente. El fue un gran compañero de equipo y tuvo muchas cosas en su favor, pero va a tener que llevar el peso de las consecuencias que otros muchos han tenido. No justifico a nadie que haga trampas en el juego”, dijo Martínez.

Y elogió a Mariano Rivera, otro futuro miembro del Salón de la Fama, diciendo que nunca se compararía con el panameño, “porque Mariano era el mejor que yo he visto como cerrador”.

Pero concluyó diciendo que “nunca se sabría”, de haber continuado como taponero de los Dodgers de Los Angeles en 1993, cuando salvó dos de tres juegos.

Deja un comentario