MÉXICO.- Los padres de los alumnos de Ayotzinapa desaparecidos concluyeron hoy su huelga de hambre de 43 horas y llamaron a la sociedad mexicana a participar en las marchas que se celebrarán mañana en México y en el extranjero para recordar el primer aniversario de la tragedia.

“Es muy simbólico que estuvimos 43 horas por 43 alumnos, para que vean lo que estamos dispuestos a hacer por nuestros hijos y todavía falta mucho, falta muchísimo, ya que del Estado no tenemos ninguna respuesta, nosotros vamos a seguir luchando”, apuntó en una rueda de prensa Mario César González, uno de los padres.

A las 14.53 hora local (19.53 GMT) se dio por terminado el ayuno que los familiares iniciaron el miércoles en el Zócalo (plaza principal) de la Ciudad de México, como parte de las actividades por el primer año de la desaparición de los 43 alumnos de la escuela para maestros de Ayotzinapa.

Los familiares de los jóvenes sostuvieron el jueves una reunión con el presidente Enrique Peña Nieto, de la que salieron muy descontentos ya que el Ejecutivo no se comprometió a cumplir ocho peticiones que le hicieron, sino solo a estudiarlas.

“Si es que el Estado piensa que con cerrarnos las puertas, con negarnos nuestras peticiones, nos va a echar para abajo la búsqueda de nuestros hijos, está equivocado”, apuntó González.

“Aquí estamos los 43 padres de familia y no vamos a claudicar en ningún momento en la búsqueda de nuestros hijos, vamos a seguir buscándolos hasta encontrarlos y vamos a seguir levantando la voz, no importa lo que nos pueda pasar”, añadió.

Entre las demandas están el respeto a la escuela de Ayotzinapa y el cese a la estigmatización de los normalistas, que los expertos encomendados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) permanezcan un año vinculados a las investigaciones y que el Gobierno cumpla con sus recomendaciones.

Según la versión de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), los estudiantes fueron detenidos por policías corruptos de Iguala y entregados a miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes presuntamente los asesinaron e incineraron sus cuerpos en un basurero.

Dicha versión fue cuestionada a principios de este mes por el grupo de expertos independientes designados por la CIDH para estudiar el caso, quienes tras seis meses de investigaciones concluyeron que no hay evidencias para asegurar que los jóvenes fueron quemados en ese basurero.

Los expertos de la CIDH se reunieron la noche del jueves con la titular de la PGR, Arely Gómez, para definir la agenda de trabajo para atender las recomendaciones emitidas por el grupo en torno a la investigación del caso, reveló hoy la fiscalía.

Mañana se cumple un año de la desaparición y se han convocado marchas en las principales ciudades del país. Está previsto que la de la capital mexicana sea la más potente, ya que en ella participarán los padres, quienes hoy llamaron a la sociedad a movilizarse.

“Quiero decirle a toda la sociedad civil, a todo el pueblo de México y de otros países que nos sigan apoyando, que estamos aquí de pie y nunca nos vamos a vender porque no estamos buscando bienes ni dinero, estamos buscando vidas que nos pertenecen como padres”, apuntó otro de los padres en la rueda de prensa.

Lo que quieren es “que esta vez este Gobierno tiemble” y que vean que “no estamos jugando como ellos están haciendo”, afirmó.

El abogado de las familias, Vidulfo Rosales, insistió en que tras este aniversario van a continuar con la lucha.

“Vamos a recorrer cada calle, vamos a tocar cada puerta, vamos a recurrir a cada instancia hasta las últimas consecuencias. No importa la represión y no importan las amenazas”, aseveró.

Asimismo, se dirigió a los jóvenes desaparecidos y dijo que van a luchar “contra la adversidad, contra la represión, contra el fascismo y contra todo lo que se cierne” sobre ellos hasta que todos “estén con cada uno de los padres”.

En varias ciudades del mundo también se han convocado manifestaciones dentro de la Acción Global por Ayotzinapa, como es el caso de París, Múnich y Los Ángeles, donde se realizarán distintos actos de protesta.

En Bolivia, la propia hija del presidente Evo Morales, Eva Liz Morales, convocó a una manifestación en La Paz, frente a la embajada de México, para reclamar justicia por los 43 estudiantes. EFE

Deja un comentario