MÉXICO (AP). Autoridades federales mexicanas ordenaron la localización y presentación de la actriz Kate del Castillo para que declare sobre un encuentro que sostuvo con el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Dos funcionarios del área de seguridad señalaron este jueves a The Associated Press que la Procuraduría General de la República giró la orden para ubicar a Del Castillo debido a que la actriz no cumplió con un citatorio previo para acudir por su cuenta ante las autoridades.

La orden sólo aplica para territorio mexicano, dijeron los funcionarios, quienes informaron del caso sólo bajo condición de no ser identificados.

Del Castillo, quien también es ciudadana estadounidense, está radicada desde hace años en Los Ángeles, California.

Los funcionarios añadieron que si la actriz es ubicada en el país sería detenida y llevada a declarar como testigo, aunque después quedaría en libertad.

El miércoles se conoció que Del Castillo presentó un recurso de amparo ante un juez mexicano para evitar una posible detención por autoridades mexicanas, aunque se pidió a la defensa de la actriz especificar sus reclamos contra la autoridad antes de continuar con el recurso.

La Procuraduría investiga si Guzmán invirtió en un negocio de la actriz, aunque hasta ahora no ha sido acusada de ningún delito.

Del Castillo es señalada por las autoridades mexicanas como la organizadora del encuentro del actor estadounidense Sean Penn con “El Chapo”, un par de meses antes de que fuera capturado por tercera ocasión. Ambos estuvieron en la reunión con el capo en una zona serrana del noroeste del país.

El gobierno ha dicho que el encuentro les permitió ubicar en aquel momento al capo, aunque entonces logró evadirse.

Guzmán, considerado el líder del cartel de Sinaloa, permanece recluido en la misma prisión de máxima seguridad de la que se fugó en julio a través de un túnel.

Días atrás el diario Milenio divulgó una serie de mensajes de texto intercambiados entre Del Castillo y “El Chapo” que mostraron que el capo estaba más interesado en la actriz que en el actor estadounidense.

El narcotraficante y la actriz planeaban verse en una segunda ocasión después del encuentro con Penn. Un funcionario federal confirmó entonces que los mensajes eran auténticos.

La actriz no ha contestado diversos pedidos de AP para comentar sobre el caso. Hace unas semanas señaló en su cuenta de Twitter que “muchos han decidido manipular la información y fabricar historias falsas”.

La procuradora general Arely Gómez dijo semanas atrás que se investiga un posible lavado de dinero derivado de indicios de que “El Chapo” habría invertido en un negocio de tequila de la actriz, quien no ha hecho ninguna declaración pública sobre el caso, más allá de algunos mensajes en Twitter.

Deja un comentario