PUERTO PRÍNCIPE,(EFE).- El grupo conformado por los líderes de los principales partidos de la oposición en Haití, el G8, que encabeza Jude Celestin, condenó este miércoles los episodios de violencia durante protestas pacíficas en Puerto Príncipe y llamó a la población a abstenerse de votar el domingo en la segunda vuelta presidencial.

Este miércoles ha sido el tercer día consecutivo de manifestaciones violentas durante las protestas convocadas contra el Gobierno, y para reclamar el aplazamiento de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales convocadas para este domingo.

En una nota de prensa, los representantes opositores solicitaron que se abra una investigación sobre estos sucesos, por considerar que es la propia Policía la que provoca los episodios violentos.

Además, califican de tortura las imágenes que están circulando por las redes sociales donde se puede ver a miembros de la Policía Nacional de Haití maltratando a dos detenidos en las manifestaciones, video ante el cual las autoridades no han reaccionado hasta el momento.

El grupo afirmó que apoya todo tipo de protestas, siempre que sean pacíficas, con el objetivo de impedir que se celebren los comicios, puesto que consideran que carecen de validez.

Los candidatos de la oposición afirman que están más unidos que nunca para llevar a cabo un proceso democrático en paz, con el fin de lograr un futuro mejor para el país.

“Llamamos al pueblo a quedarse en su casa el próximo domingo porque no hay elecciones. Con este Consejo corrupto (en referencia al Consejo Electoral Provisional, CEP) solo posible una designación” del candidato oficialista Jovenel Moise.

Contra él debía enfrentarse en las urnas Celestin, de no haber comunicado oficialmente hace dos días al organismo electoral su intención de no concurrir a los comicios, circunstancia que puede obligar a aplazar la cita con las urnas.

A este respecto está debatiendo el Senado, que a lo largo de la tarde deberá comunicar su recomendación sobre la conveniencia de posponer estas elecciones o mantenerlas, como insistió ayer el presidente Michel Martelly que debe ocurrir, puesto que “está todo preparado”.

Sin embargo, según la Ley electoral, el candidato que renuncie será sustituido por el tercero más votado en la primera vuelta, celebrada el 25 de octubre pasado, que fue Moise Jean Charles, pero él tampoco tiene intención de concurrir y no se pueden celebrar comicios con un solo candidato, en este caso, el oficialista Moise.

La celebración de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales ya se ha pospuesto dos veces desde la convocatoria original, el 27 de diciembre pasado, ante las reiteradas denuncias de fraude por parte de la oposición. EFE

Deja un comentario