El presidente de México, Enrique Peña Nieto, fue operado hoy para extraerle la vesícula biliar después de “sufrir un malestar físico” durante la madrugada y “la evaluación postoperatoria ha sido muy favorable”, informó la Presidencia mexicana en un comunicado.

Peña Nieto “sufrió un malestar físico, por lo que acudió al Hospital Central Militar, donde a las 07.30 hora local (12.30 GMT) fue intervenido quirúrgicamente con el propósito de extraerle la vesícula biliar”, un procedimiento que duró cerca de una hora y “se llevó a cabo exitosamente”.

Deja un comentario