GINEBRA, (EFE).- La ONU denunció hoy que más de 1.500 personas han sido detenidas en Cuba de forma arbitraria durante las dos primeras semanas de diciembre, en muchos casos sin orden judicial y antes de ciertas reuniones o manifestaciones previstas.

“Se observa un aumento de las detenciones… algunas pueden ser muy cortas y la persona es liberada en un par de horas o en días, pero este es un escalofriante mensaje para los defensores de los derechos humanos y activistas de la sociedad civil”, dijo la portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, Cécile Pouilly, en una comparecencia ante la prensa.

Poco después precisó a Efe que las 1.500 detenciones corresponden únicamente a los quince días transcurridos desde que empezó este mes, “mientras que durante noviembre hubo cientos de detenciones”, recalcó.

Por su lado, en una declaración por escrito, el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Husein, expresó su alarma por el “número extremadamente alto de detenciones arbitrarias y detenciones de corto plazo” en las últimas semanas.

Esta situación -describió – equivale a “acoso” y todo apunta a que “están dirigidas a evitar que las personas ejerzan su derecho a la libertad de expresión y de reunión”.

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU no tiene presencia en Cuba debido a que nunca ha recibido autorización para ello, pero “tiene contactos en el terreno y trabaja con organizaciones de la sociedad civil que están allí”, comentó Pouilly. EFE

Deja un comentario