La Organización de Naciones Unidas (ONU) consideró en Roma que es posible erradicar el hambre, que aún padecen en el mundo casi 800 millones de personas, pero pidió compromiso político y social para lograrlo.

Así lo dijo el director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, quien sostuvo que erradicar el hambre es un objetivo que está “muy cerca” de conseguirse y pidió compromiso político para lograrlo.

“Estamos muy cerca, pero desgraciadamente no hemos logrado la meta para 2015”, dijo Da Silva en la presentación del informe sobre el estado de la inseguridad alimentaria publicado por la FAO, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), todos con sede en la capital italiana.

El texto revela que la meta de reducir a la mitad la proporción de personas que pasan hambre está a punto de cumplirse pero siguen desnutridas 795 millones de personas, cifra que ha disminuido en 167 millones en la última década y en 216 millones desde 1990.

“El mensaje principal y más importante es que de 129 países en vías de desarrollo, 72 han alcanzado ya el Objetivo del Milenio. Podemos erradicar el hambre”, sentenció Da Silva, quien incidió en la necesidad de desarrollar “políticas activas” para lograrlo.

Deja un comentario