Desarrollan en España vacuna que reduce un 90% la carga del VIH

NAIROBI, 31 jul (EFE).- Los resultados de una vacuna experimental contra el virus del ébola muestran “un alto grado de efectividad” tras haber sido probada en más de 4.000 personas en contacto con la enfermedad en Guinea Conakry, uno de los países más afectados por la epidemia.

La nueva vacuna, denominada VSV-ZEBOV, es “eficaz al cien por cien” diez días después de haber sido administrada a una persona sin la infección, según los resultados publicados hoy por la revista británica The Lancet y difundidos por el Gobierno de Guinea.

Las pruebas han revelado su eficacia en humanos en menos de 12 meses, “un tiempo récord”, según el equipo científico que lo ha desarrollado, integrado por expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Médicos Sin Fronteras (MSF) y de Noruega, Canadá, Guinea, EEUU y Reino Unido.

La nueva vacuna combina el virus de la estomatitis vesicular (VSV) con un gen que codifica una proteína clave de la cepa Zaire del ébola, la forma más agresiva y letal conocida del virus, que ha terminado con la vida de 11.294 personas en varios países de África Occidental en el brote surgido en la región en marzo de 2014, según los últimos datos de la OMS.

La combinación de estos componentes da como resultado una vacuna que, basada en una muestra debilitada del ébola, estimula una respuesta inmune contra el virus y fomenta la producción de anticuerpos para luchar contra la enfermedad.

“La vacuna VSV-ZEBOV trabaja del mismo modo que otras vacunas basadas en virus atenuados contra otras infecciones virales”, explicó el doctor Mark Feinberg, del laboratorio Sanofi Pasteur MSD.

Esta compañía farmacéutica quiere producir suficientes dosis como para controlar posibles futuros brotes de ébola.

No obstante, la VSV-ZEBOV no será administrada como cualquier otra vacuna común, sino que se usará en “comunidades en riesgo que lo requieran”, precisó Feinberg.

El inconveniente de la vacuna es que tiene que conservarse en lugares frescos en países tropicales con frecuentes cortes eléctricos, por lo que la investigación futura pasará por desarrollar una formulación termoestable.

Los pacientes voluntarios en quienes se realizaron los ensayos proceden de áreas donde se registraron brotes de la enfermedad en Guinea y donde estuvieron en contacto con enfermos u otras personas próximas a ellos, como vecinos, familiares o compañeros de clase.

La vacuna se administró en primer lugar a uno de los grupos y, tres semanas más tarde, al segundo.

“Los resultados demostraron que, en el plazo de 10 días, la vacuna protegía contra el virus del Ébola a ambos grupos”, según el comunicado.

“La comunidad sanitaria global podría contar a partir de ahora con una importante herramienta para vencer el ébola”, subrayó el doctor John-Arne Rottingen, del Instituto Noruego de Salud Pública y jefe del panel científico que ha probado la vacuna.

En un año y medio, la epidemia ha causado 27.787 infectados, principalmente en África Occidental, de los cuales 11.294 han muerto.

Aunque una decena de países han registrado casos de ébola, las muertes se han concentrado en tres: Liberia (4.808), Sierra Leona (3.951 muertos) y Guinea Conakry (2.520).

Liberia fue declarada el pasado 9 de mayo país libre de transmisión de ébola, pero este mes ha vuelto a registrar nuevos casos. EFE

Deja un comentario