PUERTO PRÍNCIPE.- La Organización de Estados Americanos (OEA) dio crédito hoy, con ciertas reservas, a las elecciones legislativas celebradas en Haití este domingo, mientras fuerzas políticas opositoras calificaron el proceso de fraudulento y acusaron al Gobierno de los hechos violentos registrados.

El jefe de la misión de la OEA para la observación de las votaciones, Henrique Castillo, reconoció que el proceso electoral estuvo marcado por una serie de irregularidades, tales como centros de votación que abrieron tarde, pero la misión declaró que las irregularidades no son suficientes para afectar los resultados de la votación.

“A pesar de los problemas encontrados, el proceso podría tomar hasta el final de la jornada electoral y los problemas no eran tan generalizados o tan grandes como para afectar todo el proceso”, dijo a Efe Castillo.

Castillo reconoció, además, que las autoridades electorales habían hecho esfuerzos para resolver los problemas que se produjeron durante la votación.

En un comunicado este lunes, la misión de observación recomendó al Consejo Electoral Provisional (CEP) de Haití, que para venideros comicios, se ejecute una campaña de educación cívica pública, que oriente a los ciudadanos en el ejercicio de voto.

El comunicado dijo que los observadores sobre el terreno han constatado que las listas electorales fueron exhibidas públicamente en los centros de votación, una práctica que ayuda a garantizar una mayor transparencia.

Sin embargo, la visualización de las listas en lugares públicos días antes de las votaciones, podría permitir a los ciudadanos identificar más fácilmente su centro de votación, recomendaron los observadores.

Además, la OEA dijo haber sido testigo de una cierta confusión sobre el procedimiento de votación, especialmente en el caso de la elección senatorial.

“Este problema se podría haber evitado mediante la visualización de instrucciones en todos los centros de votación”, consideró la misión.

Los observadores consideraron que la presencia de un mayor número de supervisores y oficiales de información del CEP en los centros de votación, podría contribuir en gran medida a mejorar el proceso de elección en procesos venideros.

La misión también lamentó que un “importante número” de centros de votación abrieron tarde, aunque reconoció que el CEP ha realizado importantes esfuerzos para asegurar que la mayoría de los votantes afectados todavía pueden votar.

Los informes de los observadores indican que, en muchos casos, los espacios seleccionados para dar cabida a los votantes y trabajadores electorales eran angostos y no aptos para la realización óptima de las operaciones de voto y la preservación del secreto de los mismos.

Por otra parte, un grupo de partidos y agrupaciones políticas dio a conocer hoy un documento en el que exigieron la formación de una comisión mixta integrada por representantes de esas formaciones, la sociedad civil y el CEP para evaluar, la “extensión del daño” que, aseguran, ha sufrido el país con la celebración de las legislativas, dirigidas a elegir a 20 de los 30 escaños del Senado y a la totalidad de los 119 cupos de la Cámara de Diputados.

“Fraude, irregularidades y abusos registrados durante las elecciones parlamentarias del domingo 9 de agosto son hechos excepcionalmente graves que contaminan la credibilidad de los resultados que saldrá de las urnas”, denunciaron los partidos, entre los que se encuentran Familia Lavalas, Fusión de los Socialdemócratas y Renmen Ayiti (Amor por Haití).

Censuraron, además, la “obstinación” del Consejo Electoral Provisional (CEP), que llevó a cabo unas elecciones que calificaron de “catástrofe”, ante los incidentes violentos que causaron varias muertes, y que atribuyeron a dirigentes y partidarios del Gobierno.

“Más del 45 % de los centros de votación en todo el país fueron objeto de vandalismo o de fraude masivo. Muchos ellos fueron asaltos, hubo asesinatos y ataques a centros de votación que se ejecutaron con la complicidad o la pasividad de las autoridades”, afirmaron los partidos.

Asimismo, condenaron que el CEP no hizo publicar las listas con las personas facultadas para votar, tal y como lo establece, aseguraron, uno de los artículos del decreto presidencial que convocó a las elecciones.

También denunciaron que las autoridades del CEP no otorgaron acreditaciones a centenares de delegados de partidos políticos, amén de que muchos electores fueron sacados de los registros.

Entre los denunciantes también se encuentran el Movimiento Revolucionario Haitiano, Haití para Haití, el senador Francois Joseph, y el partido Consorcio. EFE

Deja un comentario