RÍO DE JANEIRO,(EFE).- El empresario brasileño Marcelo Odebrecht, quien se encuentra preso por presunta corrupción, renunció el pasado miércoles al cargo de presidente de Odebrecht S.A., así como al de presidente de los consejos de administración de las compañías del grupo Odebrecht, informó el holding en un comunicado.

El expresidente de Odebrecht S.A., una de las principales constructoras de Brasil con operaciones en decenas de países, muchos de ellos de América Latina, está en prisión desde el pasado 19 de junio debido a acusaciones por irregularidades en contratos firmados con la estatal Petrobras.

En el comunicado divulgado, el grupo señaló que considera que “la injusta e innecesaria prisión preventiva de Marcelo será revocada”, lo que permitirá al directivo dedicarse “íntegramente” a su familia y a su defensa en las acciones penales en curso.

Tras esta dimisión, la compañía formalizó el nombramiento de Newton de Souza como presidente tanto de Odebrecht S.A., como de los consejos de administración de las distintas compañías que conforman el grupo, compuesto por Braskem, Odebrecht Óleo e Gás, Odebrecht Realizações Imobiliárias y Odebrecht Ambiental.

La empresa, al igual que una veintena de firmas privadas, es investigada por su supuesta participación en una red de corrupción enquistada en Petrobras que, desde 2004, se apropió ilegalmente de unos 2.000 millones de dólares, según admitió la propia petrolera.

Según la Fiscalía, esas empresas obtenían contratos amañados con la estatal petrolera, inflaban los valores en hasta un 4 % y luego repartían las diferencias entre directivos y políticos que amparaban las corruptelas.

Por las irregularidades en Petrobras también se investiga a medio centenar de políticos, en su gran mayoría de la base que apoya al Gobierno de Dilma Rousseff. EFE

Deja un comentario