EL CAIRO.- Ocho turistas mexicanos y cuatro ciudadanos egipcios son los doce muertos ayer en un ataque por error de las fuerzas de seguridad egipcias cerca del oasis de Bahareya, en el desierto occidental del país, según dijeron a Efe fuentes cercanas a las víctimas egipcias del incidente.

En el Hospital Dar al Fouad, en un suburbio al oeste de El Cairo, Hisham Gaudat, trabajador turístico y amigo del guía egipcio fallecido Nabil al Tamaui, informó a Efe de las cifras de víctimas mortales.

Además, precisó que los fallecidos egipcios son Al Tamaui y tres conductores que acompañaban al grupo.

Según Gaudat, fue un avión militar el que bombardeó la posición donde se encontraba el grupo, compuesto por 16 personas, hacia las 14.00 hora local (12.00 GMT), cerca del oasis de Bahareya.

Además, negó las declaraciones del Gobierno egipcio, que acusó a la empresa turística organizadora de no tener los permisos necesarios para acceder a esa zona desértica, cuyo acceso está restringido.

Según Gaudat, la compañía Windows of Egypt disponía de los permisos necesarios e incluso un agente de la Policía viajaba con el grupo, que resultó herido y ya ha sido dado de alta.

El amigo de las víctimas agregó que hasta hace poco tiempo esa área estaba vetada al turismo pero que la compañía sí obtuvo la autorización para visitarla.

La Secretaría mexicana de Relaciones Exteriores hasta el momento solo ha confirmado la muerte de dos de sus compatriotas en el incidente, y ha exigido una investigación a fondo y explicación de los hechos.

Por su parte, el portavoz del Ministerio egipcio de Asuntos Exteriores, Ahmed Abu Zeid, destacó en un comunicado que el responsable de esa cartera en funciones, Sameh Shukri, se ha puesto en contacto con la secretaria mexicana de Relaciones Exteriores, Claudia Massiu, a quien explicó las circunstancias de lo sucedido.

Según Shukri, los turistas se encontraban en una zona prohibida en el mismo momento en el que había una persecución por parte de las fuerzas del Ejército y la Policía contra terroristas que viajaban en vehículos todoterreno parecidos a aquellos utilizados por los turistas. EFE

Deja un comentario