GAUHATI, India. Un sismo de magnitud 6,7 sacudió el lunes antes del amanecer una remota región del nordeste de India, donde dejó al menos ocho muertos y más de 100 heridos, así como numerosos edificios dañados.

Los fallecidos y lesionados se debieron a la caída de escombros. Tres personas murieron en Imphal, la capital del estado de Manipur, y otras cinco en otras zonas del estado, indicó el agente de policía A.K. Jalajit.

El poderoso temblor abrió grandes grietas en los muros y derribó parte de un popular mercado en la capital del estado. La zona está llena de pequeñas viviendas y hay pocos inmuebles de gran altura, aunque un edificio de seis niveles recién construido también se desplomó en Imphal, según la sala de control de la policía.

También resultó dañado un puente a las afueras de Imphal, dijo la policía.

El Departamento Meteorológico de India ubicó el epicentro del movimiento telúrico en la región de Tamenglong, en Manipur. El temblor ocurrió antes del amanecer del lunes a una profundidad de 17 kilómetros (10 millas), cerca de la frontera con Mianmar.

Docenas de viviendas sufrieron daños menores en Tamenglong, dijo el agente de policía L. Ragui.

En un primer momento no se informó de muertes en la zona, aunque cuatro personas sufrieron heridas cuando un muro se derrumbó sobre ellos, explicó Ragui por teléfono.

El terremoto remeció los edificios, dijo Shangthon Kamei, profesor en Tamenglong.

“Duró en torno a un minuto. Estábamos durmiendo y nos despertó el terremoto”, dijo.

Los servicios de telefonía y electricidad se vieron interrumpidos en algunas zonas.

El epicentro del sismo se localizó 35 kilómetros (20 millas) al noroeste de Imphal. Esta zona es muy remota y tiene telefonía celular deficiente así como poca conectividad de internet. Por lo tanto, conocer los daños causados por el sismo fuera de las grandes ciudades podría llevar un tiempo.

Casi 90 miembros de la Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres, un cuerpo federal especializado en desastre naturales, fueron despachados a las zonas remotas para evaluar la situación, dijo la policía.

Presas del pánico, muchas personas abandonaron a toda prisa sus viviendas en Gauhati, capital del estado vecino de Assam, porque sintieron al menos dos sacudidas en menos de 60 segundos. AP

Deja un comentario