NUEVA YORK, 18 jul (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aprovechó una breve visita a Nueva York para pasar hoy una jornada de ocio en la Gran Manzana junto a sus hijas adolescentes.

Obama, que el viernes participó en un acto privado para recaudar fondos, viajó a la ciudad junto a su hija menor -Sasha, de 14 años- y se reunió allí con la mayor -Malia, de 17-.

La familia, sin la primera dama, comenzó hoy el día con una visita al Central Park, acompañados de familiares y ante la atónita mirada de muchos neoyorquinos y turistas, sorprendidos por la visita.

Otros muchos se agolparon poco después en el centro de Manhattan, donde se cortó momentáneamente el tráfico en varias calles para permitir que los Obama pudiesen llegar a almorzar a un restaurante y luego acudiesen a un teatro de Broadway.

Allí, según los medios locales, disfrutaron del musical “Hamilton”, una obra con música hip hop inspirada en la historia estadounidense.

Michelle Obama, que se quedó en Washington durante el fin de semana, ya había visto la pieza el pasado mes de abril, en otra visita a Nueva York.

El presidente dejó la Gran Manzana tras la función, pero tiene previsto regresar la próxima semana para aparecer en el programa de televisión “The Daily Show

Deja un comentario