WASHINGTON, EFE.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, urgió hoy al Congreso a que apruebe los 1.900 millones de dólares que solicitó para la lucha contra el virus del Zika en febrero con el fin de que pueda desarrollarse pronto una vacuna.

“Esta petición ha estado ahí por bastante tiempo y ha quedado atrapada en la política. Hemos visto a algunos intentando adjuntar a la legislación un puñado de temas que no tienen nada que ver con estos fondos. Esto está siendo la política habitual en lugar de responder inteligentemente a un petición de salud pública muy seria”, dijo hoy Obama a los periodistas.

Los demócratas del Senado bloquearon el 28 de junio el proyecto de ley de financiación para el zika después de que los republicanos añadieran al texto ciertas enmiendas que el partido de Obama considera de “extrema derecha” y “no relacionadas” con la lucha contra el virus.

Obama habló hoy brevemente con la prensa después de reunirse con la secretaria de Salud, Sylvia Mathews Burwell; el director del Instituto Nacional para Alergias y Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci, y el director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Tom Frieden.

“El Congreso no debe irse, no debe hacer receso, hasta que haya cumplido esta tarea. Quiero que todos los ciudadanos sepan que tenemos la posibilidad de desarrollar una vacuna rápidamente para ayudar a mucha gente siempre y cuando el Congreso, en las próximas semanas, haga su trabajo”, afirmó Obama.

“Tenemos que conseguir el dinero del Congreso en las próximas dos semanas para garantizar que podemos comenzar a desarrollar vacunas efectivas, herramientas para eliminar a los mosquitos, los fondos de respuesta de emergencia a nivel estatal para que no tengamos que ver familias lidiando con tragedias que pueden durar toda una vida”, agregó.

Obama quiso destacar en su breve intervención que su Gobierno está “bastante seguro” de poder desarrollar una vacuna efectiva para el zika, pero recordó que para llevar a cabo esa compleja investigación se necesitan los fondos estancados en el Congreso.

El mandatario se refirió también a la “crisis” del zika en el estado libre asociado de Puerto Rico, donde se han confirmado 2.162 casos de personas contagiadas desde que se supo de su llegada a la isla el 31 de diciembre pasado.

“En un momento en el que Puerto Rico está ya pasando por un momento duro y su infraestructura de salud pública se está deteriorando por las restricciones presupuestarias y los problemas de deuda, es especialmente importante que respondamos a los millones de ciudadanos estadounidenses que viven allí”, dijo Obama.

Estados Unidos dio luz verde el pasado 20 de junio a la primera prueba de una vacuna experimental del virus del Zika en humanos, un proyecto de dos farmacéuticas que comenzará en las próximas semanas con un grupo de 40 voluntarios sanos.

Otras farmacéuticas y varios laboratorios académicos trabajan a contrarreloj desde hace meses en una vacuna contra el zika, de manera que se prevé que la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) otorgue nuevas autorizaciones en las próximas semanas o meses.

Hasta la fecha, los CDC han detectado en EE.UU. más de 600 casos de zika, aunque hasta ahora no se ha confirmado ningún caso de transmisión local en el país por la picadura del mosquito “Aedes” que transmite el virus.

Deja un comentario