Barack Obama discurso

El presidente de EEUU, Barack Obama, prometió hoy “seguir luchando” por las acciones ejecutivas sobre inmigración que emitió el año pasado y que evitarían que cerca de 5 millones de inmigrantes indocumentados sean deportados, unas medidas que se encuentran suspendidas en un tribunal desde febrero.

“Hay gente que sigue luchando contra estas acciones. Yo voy a seguir luchando por ellas. Porque la ley está de nuestro lado, esto es lo correcto, y hará que Estados Unidos sea más fuerte”, dijo Obama en su mensaje a la nación de los sábados.

El mandatario aprovechó que este mes se celebra en Estados Unidos el llamado “mes de la herencia de los inmigrantes” para argumentar que ese legado no solo hay que celebrarlo, sino también “defenderlo, arreglando nuestro sistema de inmigración roto”.

“Voy a seguir haciendo todo lo que pueda para hacer que nuestro sistema de inmigración sea más justo”, aseguró.

Las medidas anunciadas en noviembre por Obama buscan evitar que cerca de 5 millones de inmigrantes indocumentados que cumplan ciertos requisitos sean deportados a sus países de origen, al tiempo que priorizan la expulsión de aquellos que hayan cometido delitos o sean un peligro para el país.

Desde entonces, el ala más conservadora del Partido Republicano ha tratado de bloquear esas medidas, tanto por la vía legislativa como por la judicial.

A mediados de febrero, el juez federal Andrew Hanen suspendió temporalmente el plan migratorio de Obama, cuya primera fase ya debía estar en marcha, mientras considera una demanda interpuesta por 26 estados, gobernados por conservadores y que lo consideran anticonstitucional.

Obama alegó que sus medidas “proporcionan más recursos para la seguridad fronteriza, centran la acción punitiva en las verdaderas amenazas a nuestra seguridad, modernizan el sistema de inmigración legal para los trabajadores, empleados y estudiantes, y sacan a más inmigrantes indocumentados de la sombra para que puedan cumplir con la ley”.

El presidente subrayó que únicamente tomó la decisión de actuar unilateralmente en inmigración tras comprobar que el Congreso era incapaz de llegar a un acuerdo sobre una reforma migratoria integral.

Recordó que en 2013 el Senado aprobó un proyecto de ley “de sentido común” para una reforma migratoria, “pero durante casi dos años los líderes republicanos en la Cámara baja se han negado a permitir siquiera un voto sobre ello”.

Obama recordó que su propia familia tiene raíces en Kenia, Inglaterra e Irlanda, e invitó a los estadounidenses a contar las historias de cómo ellos o sus familiares llegaron al país, en una nueva página web: whitehouse.gov/NewAmericans.

Deja un comentario