WASHINGTON,(EFE).- El presidente estadounidense, Barack Obama, llamó hoy a la calma en Estados Unidos en vísperas de las fiestas de Acción de Gracias, en las que se esperan millones de desplazamientos, al recordar que no hay “ninguna información específica y creíble” que apunte a un ataque terrorista en el país.

“Ahora mismo no sabemos de ninguna información de inteligencia específica y creíble que indique un complot (terrorista) en nuestro país”, dijo Obama en una declaración a la prensa después de reunirse con miembros de su Consejo de Seguridad Nacional.

El mandatario aseguró que, en caso de detectar “una amenaza específica a la seguridad, el público (estadounidense) será informado”, en un intento de tranquilizar a los ciudadanos tras los recientes ataques terroristas que el Estado Islámico (EI) se ha atribuido, como los ocurridos el 13 de noviembre en París.

Obama habló a la prensa después de reunirse, por segunda vez en menos de 24 horas, con su equipo de seguridad nacional para evaluar los retos a la seguridad de EE.UU. tras los ataques terroristas en París este mes, que dejaron 130 muertos, y las amenazas expresas del EI de atacar también el territorio estadounidense.

“Es comprensible que la gente se preocupe porque algo similar pueda ocurrir aquí. Ver los sucesos de París hizo que la amenaza pareciera más cercana a casa”, señaló el presidente.

“Así que ahora que nos adentramos en el fin de semana de Acción de Gracias, quiero que el pueblo estadounidense sepa que estamos dando todos los pasos posibles para mantener seguro el país”, añadió Obama, acompañado por varios secretarios (ministros), entre ellos los titulares de Justicia, Loretta Lynch, y de Seguridad Nacional, Jeh Johnson.

Obama aseguró que los estadounidenses pueden irse de vacaciones tranquilos porque “los recursos combinados de nuestras Fuerzas Armadas, nuestra inteligencia y nuestras agencias de seguridad nacional” están alerta, y son “vigilantes, incansables y eficaces”.

“En caso de detectar una amenaza específica y creíble, el público será informado. Creemos que es útil que la gente sea vigilante, que si ve algo lo diga, pero por lo demás, los estadounidenses deberían dedicarse a sus actividades normales de Acción de Gracias”, agregó.

“Aunque la amenaza del terrorismo es una realidad preocupante de nuestra era, estamos equipados para prevenir ataques y resistentes frente a aquellos que podrían intentar hacernos daño”, subrayó.

El mandatario envió un mensaje similar este martes, durante una conferencia de prensa con motivo de la visita a Washington del presidente francés, François Hollande.

“Los grupos como el EI no pueden ganarnos en el campo de batalla, así que tratan de aterrorizarnos en casa, contra civiles, contra gente inocente. Incluso si nos mantenemos vigilantes, no podemos sucumbir al miedo, y no lo haremos, ni permitiremos que el miedo nos divida, porque así es como ganan los terroristas”, defendió entonces Obama. EFE

Deja un comentario