El presidente de EE.UU., Barack Obama, calificó hoy como “una victoria para América” el fallo del Tribunal Supremo que confirmó hoy el derecho constitucional de las parejas homosexuales a contraer matrimonio en cualquier lugar del país.

“Esta decisión fortalecerá todas nuestras comunidades. Ofrecerá a todas las parejas homosexuales la dignidad que merecen”, dijo el mandatario en una emotiva alocución desde los jardines de la Casa Blanca, tras conocerse la decisión del Alto Tribunal.

“Cuando todos somos tratados de manera igualitaria, todos somos más libres”, agregó Obama, quien alabó los esfuerzos de todos aquellos que han luchado durante décadas para lograr que se reconozca que “todos debemos ser tratados igual, sin importar a quién amemos”.

“El progreso en el camino viene a menudo en pequeños pasos. A veces dos pasos adelante y uno atrás, impulsados por el esfuerzo persistente de ciudadanos dedicados. Y luego, a veces, hay días como este, cuando ese esfuerzo lento y constante es recompensado con la justicia que llega como un rayo”, agregó el mandatario.

El presidente reconoció, no obstante, que aún “hay mucho trabajo por hacer para extender la promesa de que EE.UU. sea igual para todos los estadounidenses”, pero “hoy podemos decir, en términos muy claros, que hemos hecho nuestra unión un poco más perfecto”.

“Hoy -aseveró- también debe darnos esperanza de que pese a los muchos problemas con los que hay que lidiar, a menudo dolorosamente, el verdadero cambio es posible”.

“Estados Unidos, agregó Obama, debe estar muy orgulloso”.

Deja un comentario