Washington, EFE. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, denunció hoy que EE.UU. ha convertido “en una rutina” las masacres por violencia armada, asimismo, insistió en que “ningún país avanzado” asiste regularmente a episodios como el ocurrido en Oregón, en el que han fallecido al menos 13 personas.

“De alguna manera, esto se ha convertido en una rutina, las informaciones son rutinas, mis reacciones aquí en este podio son una rutina, y lo es la conversación posterior”, afirmó en una dura e irónica declaración ante la prensa desde la Casa Blanca.

Obama subrayó que las oraciones por las víctimas “no son suficientes” y es necesario abordar el problema lo antes posible desde un punto de vista político para atajar la violencia armada en el país.

“Esto es una decisión política que estamos haciendo. Permitir que esto ocurra cada pocos meses en Estados Unidos. Nosotros colectivamente somos responsables ante esas familias que pierden a sus seres queridos por nuestra inacción”, reiteró el mandatario.

Obama ironizó que habrá quien, tras sus declaraciones lo acuse de “politizar” la tragedia, pero aseveró que eso es justamente lo que el país necesita y recordó que para tomar medidas sobre el asunto hace falta el apoyo del Congreso.

Por eso, pidió a los estadounidenses que presionen para lograr que el Legislativo impulse políticas efectivas para frenar la violencia armada, como hicieron otros países como Australia o Reino Unido, naciones que utilizó de ejemplo.

“No sabemos aún por qué (el autor del tiroteo) lo hizo, pero es justo decir que cualquiera que hace algo así tiene una enfermedad mental, sin importar cuáles son sus motivaciones”, indicó.

“No somos, prosiguió, el único país en el mundo que tiene problemas mentales, pero sí el único país avanzado que ve tiroteos como este cada pocos meses y no tiene leyes para controlar la tenencia de armas”.

El presidente se preguntó si todavía hay quien cree que el problema de la violencia armada se soluciona con más armas, cuando estadísticamente está probado que en los estados con menor tenencia hay menos víctimas por arma de fuego.

El tiroteo de hoy en un centro de estudios superiores en Roseburg (Oregón) ha causado la muerte a al menos 13 personas y otras 20 han resultado heridas, según las autoridades.

Datos de la organización “Todas las ciudades por el Control de Armas” indican que el de hoy es el tiroteo masivo número 45 en Estados Unidos en lo que va de 2015. EFE

 

Deja un comentario