Washington, (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, defendió hoy la “urgencia” de actuar para mejorar el control de la venta de armas en el país, al presentar un conjunto de medidas ejecutivas para tratar de evitar que, como ocurre ahora, 30.000 personas mueran anualmente en incidentes con armas de fuego.

En un acto en la Casa Blanca, acompañado de familiares de víctimas de la violencia causada por las armas, Obama subrayó que el país ha vivido “demasiados tiroteos” masivos en los últimos años y que eso no ocurre en el resto de países desarrollados.

“Tenemos que tener un sentido de urgencia” porque cada día “mueren personas” a causa de las armas de fuego, afirmó el presidente. EFE

Deja un comentario