WASHINGTON, (EFE).- El presidente estadounidense, Barack Obama, defendió hoy en su mensaje semanal de los sábados a los musulmanes “patriotas” de EE.UU. y llamó a la unidad de todos los ciudadanos para “defender el país que amamos” frente a las amenazas del terrorismo yihadista.

“Una de las cosas más importantes que podemos hacer es continuar siendo fieles a quienes somos como estadounidenses. Los terroristas como el Estado Islámico (EI) están usando la religión y la cultura para intentar dividirnos. Es así como avivan el miedo. Es así como reclutan”, apuntó el mandatario.

El mensaje de Obama tuvo lugar diez días después del atentado de San Bernardino (California), que se cobró la vida de 14 personas y dejó una veintena de heridos, y tras una semana que ha venido marcada en EE.UU. por la propuesta del precandidato presidencial Donald Trump de prohibir la entrada al país a los musulmanes.

“Del mismo modo que los musulmanes en todo el mundo tienen que continuar rechazando cualquier interpretación torcida del Islam, todos nosotros tenemos que rechazar la intolerancia, en todas sus formas. El prejuicio y la discriminación ayudan al EI y perjudican a nuestra seguridad nacional”, dijo Obama.

El miércoles, el presidente ya alertó contra la intolerancia por motivos religiosos en una velada alusión a la propuesta de Trump, en un discurso en el Congreso durante la ceremonia de conmemoración del 150 aniversario de la decimotercera Enmienda de la Constitución, que abolió formalmente la esclavitud en EE.UU.

En su mensaje de este sábado, Obama destacó que “la buena noticia” es que los estadounidenses se están “uniendo para reafirmar los valores fundamentales” que mantienen “fuerte” al país.

“Los líderes políticos de todo el espectro, demócratas y republicanos, están alzando sus voces, enérgicamente, en defensa de la libertad religiosa. Las iglesias y las sinagogas se están comunicando con las mezquitas locales para recordarnos que todos somos hijos de Dios”, apuntó.

“Ciudadanos agradecidos les están dando las gracias a los patrióticos musulmanes estadounidenses miembros y veteranos de nuestras fuerzas armadas. A lo largo y ancho de la nación, los estadounidenses se están acercando a sus amigos, vecinos y colegas musulmanes para dejarles saber que pueden contar con nosotros”, añadió sin mencionar en ningún momento a Trump.

El mandatario aseguró que todos los estadounidenses son “parte de una misma familia” y que en San Bernardino “las personas de toda la comunidad se han unido en vigilias para orar: cristianos, judíos, musulmanes y otros”, lo que constituye a su juicio “un mensaje muy poderoso”.

El presidente también adelantó que el lunes irá al Pentágono para “examinar” la marcha de la campaña militar contra el EI y “las maneras de acelerarla”, y que durante la semana acudirá al Centro Nacional Antiterrorista para comprobar las medidas que se están tomando para “prevenir ataques y proteger la patria”. EFE

Deja un comentario