WASHINGTON. AP. En un inusual discurso desde la Oficina Oval, el presidente Barack Obama prometió el domingo que Estados Unidos se sobrepondrá a las amenazas terroristas que han entrado a una “nueva fase”, en un intento por ofrecer calma a los estadounidenses sacudidos por los recientes atentados en París y California.

“Sé que después de tanta guerra, muchos estadounidenses se preguntan si estamos siendo confrontados por un cáncer que no tiene una cura inmediata”, dijo desde un podio en su oficina en el ala oeste.

El discurso del presidente se da después del tiroteo del miércoles en San Bernardino, California, en el que murieron 14 personas y 21 más resultaron heridas. Las autoridades señalan que una pareja perpetró el atentado y que la esposa prometió alianza al grupo Estado Islámico y su líder mediante un mensaje en Facebook.

Obama dijo que aunque no hay evidencia de que los atacantes estuvieran vinculados directamente a la red terrorista o fueran parte de un plan más extenso, “los dos habían transitado el oscuro sendero de la radicalización”.

“Este fue un acto de terrorismo diseñado para matar inocentes”, dijo durante su discurso de 13 minutos.

El presidente no anunció cambios significativos a la estrategia de Estados Unidos ni ofreció prescripciones políticas para derrotar al Estado Islámico, subrayando tanto su confianza en la postura actual, como la falta de opciones sencillas para contrarrestar a la red extremista. Hizo un llamado al Congreso para endurecer el programa de exención de visas y aprobar una nueva autorización para acciones militares en contra del grupo Estado Islámico en Irak y Siria.

El mandatario también reiteró su llamado para endurecer las leyes de armas de Estados Unidos, y dijo que sin importar lo efectivas que sean las agencias de la ley e inteligencia, no pueden identificar a todos los posibles atacantes. Subrayó que es un asunto de seguridad nacional evitar que los potenciales asesinos obtengan armamento.

Al hablar desde la Oficina Oval, Obama recurrió a una herramienta de la presidencia que ha utilizado pocas veces. Ha realizado declaraciones televisadas desde la Oficina Oval únicamente en dos ocasiones, la más reciente en 2010 cuando anunció el fin de las misiones de combate en Irak.

Aunque Obama ha hablado con frecuencia sobre el grupo Estado Islámico en conferencias y eventos recientes, la decisión de hacerlo en horario estelar refleja la preocupación entre sus consejeros de que el mensaje no está llegando al pueblo. La Casa Blanca se ha mostrado particularmente consternada sobre la retórica de odio de algunos candidatos presidenciales republicanos contra los musulmanes.

El mandatario exhortó al pueblo a no dar la espalda a los musulmanes en casa, señalando que el grupo Estado Islámico está impulsado por el deseo de generar una guerra entre Occidente y el islam. Pese a ello, hizo un llamado a los musulmanes en Estados Unidos y el resto del mundo a tomar la causa del combate al extremismo. AP

Deja un comentario