Nueva York, 11 sep (EFE).- Nueva York recordó hoy a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 al cumplirse 14 años del ataque terrorista, una conmemoración que se realizó en vísperas del homenaje especial que rendirá el papa Francisco en su visita a Estados Unidos.

Como viene siendo costumbre en esta fecha, en Nueva York, donde casi 3.000 personas perecieron al estrellarse dos aviones en las Torres Gemelas, convocó un acto especial en el lugar de la tragedia, y también hubo otras ceremonias en el resto del país.

A las 08.46 hora local, el momento exacto del impacto del primer avión en la Torre Norte, se guardó un minuto de silencio, y se repitió el acto en distintos momentos de los ataques a Nueva York y al Pentágono y cuando otro avión se estrelló en Pensilvania.

Después del primer minuto de silencio comenzó la lectura de los nombres de las 2.983 víctimas de los atentados perpetrados ese día, así como en el ataque contra el Word Trade Center de 1993.

“Debemos ser fuertes, solo quiero decirte que te quiero y que te extraño. Han pasado ya 14 años y tu hijo tiene ahora 27 años. No ha podido venir pero tiene fe en que alguna vez volverá a encontrarse contigo”, dijo la hermana de Alejandro Cassano, durante el acto.

Hasta el monumento levantado en el World Trade Center se acercaron miles de ciudadanos y políticos como el alcalde de Nueva York Bill de Blasio o los exregidores Michael Bloomberg y Rudolph Giuliani.

La ceremonia central del aniversario terminó cuatro horas después y posteriormente el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, participó en otro homenaje a los 343 bomberos fallecidos ese día, acompañado del vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden.

“La amenaza todavía persiste y es peor que hace catorce años. Se ha hecho metástasis y tenemos que estar listos y preparados”, dijo Cuomo, quien aseguró que mientras sea gobernador no descansará hasta que se aprueben más ayudas para las víctimas.

A ese homenaje, celebrado en un cuartel de bomberos del sur de Manhattan, también acudió el cantante Billy Joel, quien se reunió con los familiares de Gerard Nevins, uno de los bomberos fallecidos el 11 de septiembre.

Por su parte, el fiscal general del estado, Eric Schneiderman, recordó que la “cobardía inefable y violencia” de los terroristas fue respondida con valor “inquebrantable y sacrificio” y dijo que Nueva York ha seguido “sanando y fortaleciéndose” desde entonces.

La conmemoración de este año tiene lugar en vísperas de la visita que hará el papa Francisco a Nueva York, el 24 y 25 de septiembre próximos, que incluirá un acto especial en el World Trade Center.

El pontífice, según fuentes de la Santa Sede, expresó su interés personal en estar presente en el lugar, después de un discurso que pronunciará ante la Asamblea General de la ONU.

A pesar de lo apretado de la agenda del pontífice en la visita que hará a Estados Unidos entre el 23 y el 27 de septiembre (en Washington, Nueva York y Filadelfia), el papa quiso reservar un momento para orar también en el World Trade Center.

En el monumento que recuerda a las víctimas al atentado contra las Torres Gemelas, el pontífice encabezará un acto con representantes de diferentes cultos, con la paz como principal tema y al que asistirán unas 700 personas.

Ya desde anoche, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, decretó este viernes y el fin de semana como una triple jornada de oración en recuerdo de las víctimas de los atentados.

Y hoy, uniéndose al resto de los estadounidenses, Obama y su esposa Michelle guardaron un minuto de silencio en los jardines de la Casa blanca, a la misma hora del primer impacto de un avión de American Airlines contra una de las Torres Gemelas.

Además, la bandera de la Casa Blanda ondeó a media asta. “Estamos más fuertes que nunca”, afirmó Obama en su cuenta de Twitter al recordar esa tragedia. EFE

Deja un comentario