Jorge A Abreu Eusebio
Jorge A. Abreu Eusebio

Por: Lic. Jorge A. Abreu Eusebio

¡Cuan equivocados están todos los elementos y organismos pusilánimes de adentro y de afuera que creen que esta bendecida Patria es un estercolero o un retrete, para que personas sin calidad moral y organizaciones protectoras de las peores causas disfrazadas de luchadores por los derechos humanos crean que la misma es un retrete y que en ella se puede defecar! 

Nuestra Soberanía debe ser respetada a toda costa y creo que ya basta de lineamientos y posturas tibias o a medias. 

Como parte de los planes canallescos contra nuestra Nación y como había de esperarse dentro de las campañas contra ella, tanto los enemigos internos como los bandidos externos, vienen vertiendo todo ese veneno y pus que anida en sus fétidas existencias, camuflando la verdadera realidad con respecto al trato que le hemos dispensado a los Haitianos y cómo se ha desarrollado el plan nacional de regularización, que es una prerrogativa inalienable de nuestro Estado que tiene la obligación de cumplir con la aplicación rigurosa de la ley, respetando, como se ha venido haciendo, los derechos humanos, situaciones que no se dan en otras esferas o naciones de las cuales viene el rio venenoso y fétido contra nosotros. Argumentar no es demostrar. 

Sólo calumnias y ninguna prueba; tratando de meter como enema que una persona no declarada es apátrida. La ciudadanía la otorga la constitución y aunque no se esté declarado, sólo basta demostrar fehacientemente tal calidad, si es de padre o madre dominicano, es dominicano; si es de extranjero y dominicano o dominicana, es dominicano; pero, si es de dos extranjeros ilegales nacidos en territorio dominicano, no es apátrida, sigue la nacionalidad originaria de su nación. En el caso Haitiano, su constitución le otorga su nacionalidad donde quiera que nazca. Otros argumentos cargados de mentiras es que se les están violando los derechos a los Haitianos, cosa que no es cierta y que constituye uno de los talones de Aquiles de la guerra sucia y mediática que nos tienen los sectores que quieren que carguemos de una vez y por todas con la responsabilidad que le corresponde a los desalmados que han gobernado Haití, sólo para sus beneficios y beneficiar a el entramado mafioso que pulula alrededor de estos, en componenda y bajo el auspicio de grandes potencias, a las que nada le interesa la suerte del pueblo haitiano, tal como se ha demostrado al paso de la historia. ¡Cuánto chantaje para que nos arrodillemos!. 

A los enemigos internos de nuestra Patria Heroica y Combativa, así como a estos Organismos Internacionales que sólo le han servido a propósitos antihumanos, de subordinación y a los pulpos que se nutren de las riquezas ajenas a costa del sacrificio de las naciones pobres, a las ONGS pagadas y que tienen una misión en contra de nuestra Nación, a todo antipatriota, al insolente Primer Ministro de “Sirop de Grenadina”, al prohaitiano y vacío existencialmente Bill de Blasio, quien tiene sus justificaciones para hacerlo; al asesino José Miguel Vivanco, cómplice y propiciador de la Caravana de la Muerte y de las desapariciones de miles de personas durante la sanguinaria dictadura del monstruo Augusto Pinochet, a quien le sirvió dentro de los servicios de inteligencia que se encargaban de planificar y ejecutar los genocidios a la población civil Chilena, razones por las cuales debería ser enjuiciado por crímenes de lesa humanidad, crimen que es imprescriptible; a todos ellos queremos hacerles las siguientes preguntas, para que pudieren tener calidad para hablar de violaciones de Derechos Humanos. 

¿Cuáles ha sido sus planteamientos respecto a los crímenes y cacería de afroamericanos y las violaciones que se dan en la frontera entre Estados Unidos y Méjico?; ¿Por qué no han alzado su voz de protesta contra las siete iglesias negras que ha sido incendiada en Estados Unidos?; ¿Por qué no hablan de los coyotes, que cazan como animales a los indocumentados que intentan ingresar a territorio norteamericano?; ¿No han dicho nada del trato que les dan a los verdaderos pobladores y dueños originarios de las tierras de los Estados Unidos, a quienes mantienen en reservaciones como animales y les violan sus elementales derechos?; ¿Cómo es posible que alguien con dos dedos de frente ose por pedirle a los periodistas dominicanos que emplazaron al neonazi Vivanco a presentar prueba de sus infundadas denuncias difamantes, a que le pidan excusas a un personaje siniestro y que le rinde homenaje a un asesino como Augusto Pinochet?; ¿Qué dicen del gasto millonario de un espectáculo en Haití propiciado por su presidente Martelly?; ¿No había dinero para darle documentos a los haitianos pero para esto sí?. 

¿Qué han dicho de las torturas perpetradas a los prisioneros en la Base Estadounidense de Guantánamo?; ¿Por qué tienen como héroe a Posada Carriles, quien puso una bomba a un avión de Cubana de Aviación matando mujeres y niños?; ¿De las deportaciones masivas en los Estados Unidos y cómo los indocumentados son amarrados como perros en los árboles cuando les persiguen y que les caen con rabia golpeándolos más de un policía?; ¿Cuáles han sido sus pronunciamientos contra los grupos que promueven en los Estados Unidos y fuera de él la xenofobia, la supremacía de la raza blanca, la homofobia, el antisemitismo, el racismo, la verdadera intolerancia, las conspiraciones contra gobiernos progresistas, el terrorismo a todos los niveles, las violaciones más elementales de derechos fundamentales, el latrocinio y el narcotráfico a gran escala?; ¿Cómo y cuántos policías le caen a un negro en los Estados Unidos y cuál es el tratamiento cuando se trata de un blanco?; ¿Qué han dicho de la ley que legaliza y autoriza las deportaciones en caliente en España?; ¿Por qué no se pronuncian contra el exterminio Israelí en la Franja de Gaza contra los Palestinos?; ¿De las deportaciones en el Canadá?, ¿De los derechos humanos de los Jamaiquinos y de los haitianos que están deportando desde otras naciones?. Faltarían tantas preguntas sin respuestas por parte de estos camaleones, de estos lobos disfrazados de ovejas; pero, que sabemos cuáles son las respuestas verdaderas y los motivos ocultos que se anidan y escudan detrás de estos monstruos y fieras feroces. Respeten nuestra Soberanía y vayan a defecar en otro lugar

Deja un comentario