Las bajas temperaturas han causado en las últimas 24 horas otras 13 víctimas mortales en Rumanía, lo que eleva a 57 el número de muertos por “hipotermia severa” registrados en este país balcánico en los últimos 15 días.

Así informó hoy en Bucarest el Ministerio rumano de Sanidad, al tiempo que las autoridades meteorológicas han decretado la alerta amarilla por las bajas temperaturas hasta el domingo.

Más de 20.000 personas permanecen aisladas y sin corriente eléctrica por la densa nieve en distintas localidades de la provincia de Buzau, en el este del país, según el canal de noticias Realitatea.

Efectivos del ministerio del Interior trabajan para solventar ésta y otras situaciones graves en todo el país.

Hasta 16 carreteras nacionales han sido cortadas a causa de las nevadas.

El hielo también paraliza la navegación en varios puntos del curso rumano del río Danubio.

Las temperaturas mínimas en el país rondan en estos momentos los 15 grados bajo cero.

Las mínimas se situarán entre los 17 y los 27 grados negativos durante la noche, según previsiones de la autoridad meteorológica.

El flamante primer ministro, Mihai Razvan Ungureanu, participa esta tarde en el primer gabinete de urgencia de su Gobierno, para dar instrucciones de cómo actuar ante la crisis causada por el frío extremo.

Deja un comentario