El piloto francés de fórmula 1 Jules Bianchi, de 25 años, murió este sábado a consecuencia de las heridas que sufrió en un accidente el 5 de octubre de 2014 en el Gran Premio de Japón, después de permanecer nueve meses en coma.

La familia, en un comunicado hecho público en la cuenta oficial de Twitter del piloto y en otras redes sociales, informa de que Bianchi que permanecía en coma desde el accidente “luchó hasta el final, como siempre lo hizo”.

“Pero hoy su batalla por la vida llegó al final”, precisa el comunicado, en el que la familia también da las gracias a sus fans y amigos.

Bianchi murió en el hospital cerca de la casa de sus padres, el Universitario de Niza, en el sur de Francia, al que fue trasladado desde Japón.

Tras el accidente del pasado 5 de octubre en circuito de Suzuka, el piloto francés fue ingresado en el hospital de Mie, en el que fue operado de graves lesiones en la cabeza tras impactar con violencia contra una grúa que retiraba otro vehículo accidentado.

Debido al mal estado de la pista, con mucha agua acumulada por la intensa lluvia que acompañó la disputa de toda la carrera, Bianchi perdió el control de su Marussia-Ferrari, que acabó impactando violentamente contra una grúa que estaba retirando el Sauber del alemán Adrian Sutil.

En la cuadragésima segunda vuelta de la decimoquinta prueba del Mundial de Fórmula Uno, Sutil hizo un trompo y chocó contra la barrera de neumáticos en la salida de la curva 7. Los comisarios desplegaron dobles banderas amarillas antes de la curva para advertir a los pilotos del incidente.

Una grúa fue enviada para levantar el coche y trasladarlo a un sitio seguro, detrás del guardarraíl. Mientras esto sucedía, Jules Bianchi, perdió el control de su monoplaza, se salió por la escapatoria y golpeó la parte trasera del pesado vehículo.

Una vez que los comisarios advirtieron de que el piloto estaba herido, fueron desplegados equipos médicos y entró en pista el coche de seguridad. Luego, un equipo para sacar a Bianchi del vehículo y una ambulancia.

Deja un comentario