Murió este miércoles a causa de un paro cardíaco en el hospital New York Presbiteriano en esta ciudad, el reconocido, respetado y valorado periodista y escritor dominicano Luis A. Rojas Durán. Tenía 80 años.

Rojas Durán, quien gozaba del aprecio total de sus colegas periodistas en esta urbe y  la República Dominicana, tenía alrededor de un mes interno en dicho centro hospitalario ubicado en la avenida York con la calle 68 en Manhattan, a causa de un derrame cerebral que le afectó seriamente su salud.

Su cadáver será expuesto los días 28 (domingo) y 29 (lunes) desde las 4 de la tarde a nueve de la noche en la funeraria Rivera, ubicada en la calle 104 con la avenida 37 en Queens, condado donde residía desde hace años. Será enterrado en Nueva Jersey.

Procreó cinco hijas: Martha Iris, Virma, Maribel, Ydania, y Lugedith, y una gran cantidad de nietos.

Rojas Durán, en su época reporteril compartió fuentes noticiosas en Dominicana con Radhamés Gómez Pepín, Virgilio Alcántara, Mario Álvarez Dungan, entre otros decanos del periodismo criollo. Trabajó para El Caribe, Listín Diario, El Nacional, y llegó a fundar varios medios de comunicación en esta urbe, siendo la revista “La Razón” su último medio.

Fundó y perteneció a varias instituciones comunitarias y sociales en esta Metrópoli, donde residía desde hace varias décadas, también fue un destacado directivo de la filial-NY del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) desde su fundación.

Llegó a poner en circulación el pasado año la obra de 492 páginas “A una pulgada de la muerte, las conspiraciones militares”, considerada por los críticos con una contribución extraordinaria al conocimiento de la historia dominicana en los últimos 60 años, porque aporta un valiosísimo frente a todos aquellos libros que se han escrito sobre la “Era de Trujillo”, donde narra hechos inéditos y no conocidos por el pueblo dominicano, y que fueron vividos por Rojas Durán, un ex militar en sus años de juventud.

Su labor profesional y experiencia en el oficio lo acreditaron como testigo de excepción  del devenir histórico del país.

“El periodista Rojas Durán, oriundo de Villa Riva, San Francisco de Macorís, de donde es el autor de esta crónica y con quien compartía opiniones con frecuencia, además de ser autorizado por sus familiares a informar sobre la lamentable noticia, pone al periodismo dominicano de luto con su fallecimiento, porque con su accionar periodístico siempre puso en alto la clase periodística dominicana”, proclamó el secretario general de la filial del CDP-NY, periodista Darío Abreu.

Deja un comentario