SANTO DOMINGO. El ministro de Hacienda Donald Guerrero, entiende que es incorrecto pensar que la aplicación de adelantar el 50% del ITBIS en la Dirección General de Aduanas, sobre las importaciones de la materia prima, maquinarias y equipos de las empresas acogidas al régimen de PROINDUSTRIA, ponga en riesgo la estabilidad y la competitividad de las empresas del sector.

Explicó que la mayoría de estas empresas tienen muchos años establecidas en el mercado y además, son industrias maduras, con un alto grado de concentración de mercado, con capacidad de tributar y contribuir con los aportes que el fisco requiere.

El ministro de Hacienda recordó que los empresarios olvidan que esta medida no es nueva, debido a que fue aplicada transitoriamente en el año 2011 y ese sector no objetó adelantar el cien por ciento del ITBIS en la DGA, como ocurre en la mayoría de los países de la región, sin que esto afectara la competitividad ni la innovación de las industrias.

Esto así, porque la Asociación de Industrias de la República Dominicana ha manifestado su desacuerdo con la disposición contemplada en el Presupuesto General del Estado del 2017, de adelantar en la Dirección General de Aduanas el 50% del Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) sobre las materias primas, maquinarias y bienes de capital utilizados por las empresas acogidas a la Ley 392-07 de Innovación y Competitividad (PROINDUSTRIA).

El sector empresarial que disfruta de los incentivos contenidos en esta Ley, ha señalado que esta medida afecta la competitividad y el flujo de caja de las empresas e indicaron, además, que este beneficio de diferir el ITBIS no es un gasto tributario, por el contrario, fomenta la competitividad y la inversión en las industrias, genera empleos, divisas y mayores ingresos fiscales para el Estado.

En ese sentido, resaltó que en el 2015 las 20 empresas más grandes, acogidas al régimen de PROINDUSTRIA, concentraron más del 62% del ITBIS dejado de adelantar en la DGA, ascendente a RD$10,900 millones, lo que evidencia la concentración de estos beneficios.

Asimismo dijo que para preservar la competitividad y el impacto de la apertura del libre comercio, al sector industrial dominicano se le liberó a tasa cero el arancel de 2,903 líneas arancelarias, lo que ocasionó una fuerte contracción en las recaudaciones de la DGA.

“Tampoco es cierto que la medida tendrá un efecto negativo generalizado, pues de todas las importaciones de las empresas clasificadas el 13.3% correspondió a maquinarias y equipos en el 2015”, enfatizó el titular de Hacienda.

Donald Guerrero resaltó que todos los demás incentivos de la ley siguen vigentes, entre los que citó los siguientes:

Exoneración de la obligación de retener el impuesto sobre la renta sobre las personas físicas o jurídicas extranjeras que le brinden servicios profesionales.

Depreciación de forma acelerada, reduciendo a la mitad los tiempos estipulados actualmente por la DGII, el valor de la maquinaria, equipo y tecnología adquiridos.

Deducción de hasta el cincuenta por ciento (50%) de la renta neta imponible a las inversiones realizadas en la compra de maquinaria, equipo y tecnología.

Exclusión de la base imponible del impuesto a los activos, los activos fijos adquiridos durante el período establecido para la renovación de la industria.

Otorgamiento de un tratamiento equivalente a las compras locales de bienes manufacturados, en virtud de lo cual las empresas de PROINDUSTRIA pueden vender a otros sectores sin arancel ni ITBIS.

Reembolso de los impuestos selectivos al consumo usados en la producción de exportación, tales como póliza de seguro, hidrocarburos y telecomunicaciones.

Devolución del 100% de los impuestos de construcción a los desarrolladores de parques de PROINDUSTRIA, así como de impuestos de importación, ITBIS y otros para el equipamiento de estos parques, que a su vez son usuarios no regulados del consumo de energía.

Igualmente, explicó que las 500 empresas acogidas a los beneficios industriales representan el 0.2% de todo el universo empresarial que declara impuestos en la DGII, el 25% de los exportadores que son compensados con ITBIS y 1.2% de los importadores.

El Ministro de Hacienda aseguró que el Gobierno Dominicano reconoce el esfuerzo de los empresarios industriales por fortalecer la capacidad productiva del país y les apoya y acompaña en ese esfuerzo. Pidió la comprensión del empresariado y destacó el compromiso con el desarrollo económico y social en un ambiente de estabilidad fiscal.

Deja un comentario