DAJABÓN.- El ministro de Educación, Carlos Amarante Baret asistió hoy el sepelio de los tres menores que murieron ahogados en una zanja  donde se construye una escuela en esta ciudad.

Amarante Baret  expresó el pésame a los familiares y lamentó la tragedia. También al luctuoso acto asistió la gobernadora, Ramona Rodríguez, así como el director de la Policía Escolar y decenas de escolares de diversos centros públicos y privados.

La docencia fue suspendida en toda esta jurisdicción, como parte del duelo que afecta al sector educativo.

Los menores Alex Manuel Estévez Abreu, de 12 años, Erick Cordero, de 12, y Amauris Rivas, de 13, cayeron a una fosa llena de agua, mientras supuestamente jugaban.

Deja un comentario