SANTO DOMINGO. El jefe de la Policía Nacional mayor general Nelson Peguero Paredes y el procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, anunciaron ayer que trabajarán en conjunto, para agilizar los procesos conjuntos entre ambas instancias.                                                 Además participaron todos los fiscales, procuradores de cortes y especializados del Ministerio Público y los jefes de los diferentes departamentos investigativos de la PN.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     En la reunión acordaron la aplicación de medidas a corto y mediano plazo para enfrentar la creciente criminalidad y delincuencia, regular el fichaje, dar seguimiento a los reincidentes y hacer efectiva la instrumentación de los expedientes.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 Entre las nuevas medidas que fueron anunciadas por Peguero Paredes, están la agilización del apoderamiento al Ministerio Público por parte de los oficiales investigadores de la PN de los casos que manejen y la eliminación del protocolo para que los policías asistan como testigos a las audiencias.

“Se eliminó el protocolo para la asistencia de los policías a las audiencias, como testigos; tan sólo la solicitud de un fiscal, se le ordena inmediatamente que vaya”. Sostuvo que “queremos justificar mucho que los jueces y los fiscales y que el Ministerio Público; pero nosotros no queremos ir a acusar a los detenidos, en materia penal”.

Otros puntos acordados fueron que en el caso de intervenciones telefónicas y solicitudes a las empresas prestadoras de servicios de telecomunicaciones, se establecerá un encargado en cada provincia del país para gestionar esos trámites, exceptuando los casos que requieran la orden de un juez; y crear un acceso muto a los sistemas de información de ambas instituciones.                                                                                                 La reunión fue realizada en la sede de la Jefatura policial, donde fueron abordados temas importantes como el sicariato, el crimen organizado, los secuestros y el consumo de drogas.

Deja un comentario