Mineros bolivianos hicieron volar hoy con una carga de dinamita los candados de una de las puertas del Ministerio de Gobierno (Interior) y apedrearon el edificio, tras fracasar un nuevo intento de diálogo entre ministros y líderes regionales de Potosí (suroeste), donde desde hace 17 días se cumple una huelga.

Los mineros pusieron una carga en la puerta lateral del ministerio, sin llegar a destrozarla, e ingresaron al patio para lanzar piedras y destruir sus ventanas, constató Efe.

La policía repelió con gases lacrimógenos a los manifestantes, que respondieron lanzando nuevamente cargas de dinamita.

Minutos antes, en ese edificio se encontraban varios ministros del presidente Evo Morales, pero lograron salir por una puerta posterior antes de los disturbios.

Los ministros intentaban dialogar una vez más con los líderes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), que encabeza las protestas en esa ciudad andina por demandas de desarrollo regional.

En medio de la refriega, se inició un incendio en la sede consular de la Embajada de Alemania en La Paz, situada frente al Ministerio de Gobierno, que fue apagado por los bomberos.

Las autoridades policiales evitaron explicar las causas del fuego en la sede diplomática a los medios de comunicación.

Cerca del lugar, también sufrió un incendio un hostal de propiedad de la Policía boliviana, que también fue controlado.

El enfrentamiento duró al menos media hora provocando un caos en la avenidas Arce y 6 de agosto, donde los trabajadores bloqueaban calles a la espera de saber los resultados de la reunión que celebraban ministros y dirigentes potosinos.

Desde el pasado 6 de julio, los potosinos protestan en su ciudad y en La Paz para exigir al gobierno de Evo Morales atención a más de veinte demandas de desarrollo regional.

Deja un comentario