BERLÍN.- La canciller alemana, Ángela Merkel, en el poder desde 2005, se propone presentarse a la reelección en los comicios generales de 2017 para el que sería su cuarto mandato, informa hoy el semanario Der Spiegel.

De acuerdo con este semanario, la propia jefa del Gobierno y líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU) y el secretario general de la formación, Peter Tauber, preparan ya un equipo para esa nueva campaña electoral.

El propósito de la canciller es que su carrera por la reelección se dirija desde la propia central de la CDU, en lugar de buscar asesores externos, e incluso se están contactando ya a los primeros voluntarios de campaña.

Dicho semanario afirma, además, que Merkel ha abordado la cuestión con Horst Seehofer, el líder de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), formación hermanada con la CDU que tradicionalmente no presenta una candidatura propia a la cancillería, sino que secunda a la del partido matriz.

De acuerdo con Der Spiegel, Merkel se propone anunciar esta decisión a principios de 2016 y, según parece, no está definido aún si pretenderá agotar ese cuarto mandato, de lograr el objetivo de la reelección.

Merkel ascendió a la cancillería tras ganar las elecciones anticipadas de 2005 convocadas por el canciller socialdemócrata Gerhard Schröder, inmerso en una situación de desgaste en sus propias filas tras la implantación de las impopulares reformas estructurales contenidas en su “Agenda 2010”.

En su primera legislatura, Merkel lideró una gran coalición con los socialdemócratas, en la segunda regresó al formato de una alianza con su socio natural, el Partido Liberal (FDP), y en esa tercera gobierna de nuevo con el SPD.

El récord de permanencia en la Cancillería alemana lo detenta el patriarca de la CDU Helmut Kohl, quien gobernó durante 16 años -del 1 de octubre de 1982 al 26 de octubre de 1998- hasta que fue derrotado en las generales de ese año por Schröder.

La información de “Der Spiegel” sucede al debate entre las filas del SPD por unas declaraciones del primer ministro del “Land” de Schleswig-Holstein, el socialdemócrata Torsten Albig, considerando que su formación debe renunciar a luchar por la cancillería en 2017, dada la popularidad de Merkel.

Albig alimentó así las dudas entre sus filas respecto a las posibilidades de su líder, el vicecanciller y ministro de Economía, Sigmar Gabriel, se obtener un resultado digno en caso de tener que competir contra su actual jefa de Gobierno.

Según una encuesta difundida hoy por el semanario “Focus”, un 64 % de los alemanes cree que el SPD debe concurrir a las elecciones con su propio candidato, frente a un 21 % que considera no debe luchar por la Cancillería y el resto que no se pronuncia. EFE

Deja un comentario