GINEBRA,(EFE).- Más de un millón de refugiados e inmigrantes han llegado este año a Europa, de los que al menos 972.000 lo hicieron atravesando el Mediterráneo y unos 34.000 por vía terrestre desde Turquía, pasando por Bulgaria y Grecia.

“La persecución, el conflicto y la pobreza han forzado a un millón de personas a huir a Europa en 2015, algo sin precedentes”, dijo hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Esa cifra supone el mayor número de desplazados por guerras que se ha visto en Europa central y occidental desde la década de los noventa, cuando varios conflictos estallaron en la antigua Yugoslavia.

Los datos consolidados hasta este último mes del año confirman que una de cada dos personas que ha conseguido cruzar el Mediterráneo proviene de Siria, donde la guerra civil que comenzó en marzo de 2011 ha causado más de un cuarto de millón de muertos y obligado a desplazarse a casi la mitad de toda la población del país.

Los afganos constituyen el 20 % de los que han llegado a Europa y los iraquíes el 7 %.

Afganistán ha sido escenario en los últimos meses de importantes avances en el terreno militar de los talibanes, a pesar de la intervención de una coalición militar liderada por Estados Unidos en apoyo de las fuerzas gubernamentales.

Irak vive un conflicto desde hace más de una década, pero la situación se agravó con el control que ganó este año el grupo terrorista Estado Islámico de un extenso territorio de este país colindante con Siria.

Al comentar los datos comunicados hoy, el director general de la OIM, Lacy Swing, dijo que más allá de la cifra de un millón de llegadas, hay que recordar que en esas difíciles travesías cerca de 4.000 personas han muerto este año.

Pidió que lejos de rechazarlos, los esfuerzos se dirijan a que la migración sea “legal y segura tanto para los que llegan, como para los países que se convertirán en sus nuevos hogares”.

Las llegadas por el Mediterráneo desde el norte de África a Italia han caído fuertemente a lo largo de 2015, tras ser durante muchos años la ruta más utilizada para la migración irregular.

Por ese camino han llegado 150.000 personas desde enero, frente a 170.000 en 2014, precisó la OIM.

La gran mayoría de refugiados -unos 800.000- llegan a las islas griegas desde Turquía, país donde hay cerca de 1,8 millones de refugiados sirios, muchos de los cuales optan por esta ruta tras desvanecerse las esperanzas de un fin próximo de la guerra que les permita volver a su país. EFE

Deja un comentario