URUGUAY.-  La crecida de los ríos a raíz de las fuertes lluvias que azotaron Uruguay en los últimos días ha generado el desplazamiento de sus hogares de más de 2.300 personas, informó hoy el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) del país suramericano.

Según los últimos datos oficiales, del total de personas evacuadas, 499 personas fueron reubicadas por el Sinae en albergues temporales, mientras que otras 1.827 se reubicaron por su cuenta en casas de familiares u otros alojamientos en siete de los 19 departamentos (provincias) de Uruguay.

El departamento más afectado sigue siendo Durazno (centro), cuyo río Yí se encuentra a 11 metros, un metro más que ayer y casi dos y medio por encima de la cota de seguridad del curso acuático (8,6 metros).

En Durazno son 1.783 las personas que debieron abandonar sus casas: 268 realojadas por el sistema de emergencias en refugios temporales y 1.515 que se reubicaron por su cuenta.

La crecida del río Olimar, en el departamento de Treinta y Tres (este) desplazó a 496 personas, de las cuales 192 fueron evacuadas por el Sinae y 304 se autoevacuaron.

Sin embargo, el nivel de este río bajó de 8,5 a 6,75 metros, levemente por debajo de su cota de seguridad de 7 metros.

En el resto del país, son cinco los departamentos en los que aún se reparten 47 evacuados: cinco en Maldonado (este), 22 en Tacuarembó (norte), tres en Colonia, siete en Canelones y diez en Soriano.

Asimismo, el Sinae indicó que los ocho damnificados del departamento de Florida (centro) ya volvieron a sus hogares.

La gestión de emergencias en Uruguay funciona en base territorial, con un mecanismo de respuesta implementado por estructuras departamentales en articulación con el sistema nacional.

Aunque el tiempo mejoró en todo el país durante el fin de semana y cesaron las alertas meteorológicas que regían sobre la mayoría del territorio, el Instituto Uruguayo de Meteorología prevé para este lunes 17 nuevas precipitaciones y tormentas.

El prosecretario de la Presidencia de Uruguay y director superior del Sinae, Juan Andrés Roballo, dijo este viernes en una visita a Durazno que el presidente Tabaré Vázquez manifestó su preocupación por la situación de emergencia que atraviesa la población afectada. EFE

Deja un comentario