Santo Domingo.– El presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial,  Mariano Germán Mejía, favoreció formar jueces en la materia de mediación para contribuir con el abaratamiento, acceso y administración de justicia.

El magistrado consideró que algunas discrepancias que se suscitan, por sus características, no necesariamente deben esperar una sentencia judicial, porque pueden resolverse de forma consensuada entre las partes.

Germán Mejía citó el caso de los padres de un menor que tengan un conflicto por la guarda del mismo y que uno de ellos resida fuera del país y entable una acción legal frente a un conflicto que puede resolverse con un acuerdo amigable entre ambos.

Aseguró que en las discusiones familiares debe primar el interés del niño por su condición de vulnerabilidad y la necesidad de contar con suficiente apoyo y comprensión para su proceso de formación.

Sostuvo que la formación de mediadores debe ser llevada a los barrios o sectores populares, además de que se requiere capacitar a los jueces en el tema, a fin de que una gran cantidad de conflictos no lleguen a los tribunales.

“Para eso hay que desarrollar una política de formación, pero también una política de confianza”, apuntó.

Abogó también porque se abra una cátedra sobre Resolución Alterna de Conflictos (RAC), en razón de que se trata de un mecanismo que puede economizar tiempo y recursos en los conflictos que por su naturaleza no ameritan ser judicializados.

Germán Mejía habló sobre el tema tras recibir en su despacho la visita de cortesía de los españoles Ángel Luis Campos Izquierdo, juez de  Familia del Octavo Juzgado del Estado de Asturias; Ramón Álzate Sáez, catedrático internacional universitario, y señora Celeste Intriago Fernández, representante del Movimiento Asturiano por la Paz.

La visita al Magistrado se produjo con motivo de la celebración del Segundo Seminario Internacional de Mediación en República Dominicana, con el tema “Construyendo la paz desde el Poder Judicial: Diálogo y Mediación”, que tuvo lugar en el edificio de la Suprema Corte de Justicia, y en el cual ellos tuvieron una destacada participación.

Estuvieron presentes la doctora Miriam Fernández Girat, directora de Familia, Niñez, Adolescencia y Género del Poder Judicial (DIFNAG), y Alexis Rafael Peña, coordinador del Centro de Mediación Familiar.

Deja un comentario