SANTO DOMINGO.- La vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño, deploró la discriminación a que son sometidas las mujeres en el ámbito laboral, por percibir  menor remuneración que los hombres en iguales puestos de trabajo, por lo que abogó por el cumplimiento de los objetivos planteados en la Agenda 20-30 que persigue el empoderamiento de las féminas para lograr igualdad de género.

Aseguró que el país se encuentra rezagado en cuanto al salario que reciben las mujeres con relación a los hombres.

“¿Cómo es posible que solamente por el hecho de ser mujer exista una discriminación tan atroz, tan burda como para que un hombre pueda ganar más que una mujer, ocupando el mismo puesto, realizando las mismas labores y logrando las mismas metas?”, cuestionó.

Margarita Cedeño se expresó en esos términos al participar este martes en el seminario “Agenda 20-30, Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Igualdad de Género”, organizado por el Ministerio de la Mujer, con el apoyo de ONUMUJERES, donde se  analizaron  los retos y desafíos que debe asumir el Estado para lograr la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas dominicanas.

La vicemandataria enfatizó que el primer objetivo de la Agenda 20-30 debe ser precisamente lograr la justa remuneración entre hombres y mujeres.

En ese sentido, señaló que el Gobierno del presidente Danilo Medina trabaja por las mujeres, y sostuvo que desde el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales (GCPS), que ella dirige, se trabaja intensamente para que las féminas puedan destacarse e integrarse en todas las áreas.

Informó que el 70 por ciento de los beneficiarios del programa Progresando con Solidaridad son hogares encabezados por mujeres, y que desde esa iniciativa social del Gobierno se trabaja para el empoderamiento económico de las mismas, a través de capacitaciones en tecnología y otros acciones.

Empero, indicó que para lograr la igualdad todos los sectores deben trabajar en una misma dirección y desde un mismo piso para que ese objetivo pueda alcanzarse de manera efectiva entre hombres y mujeres.

Dijo que los propósitos expresados en la Agenda 20-30 son un compromiso de todos, que deben ser asumidos con responsabilidad para cumplir con las metas planteadas en ese documento.

“Esta no es una lucha entre hombres y mujeres, esta es una lucha de seres humanos que queremos participar en igualdad de condiciones, de seres humanos igualmente dignos, igualmente valiosos, con potenciales para poder aportar al desarrollo del país y así contribuir a una sociedad más justa”, aseguró.

Dijo que no solo en el discurso político se debe hablar de igualdad entre mujeres y hombres, sino que las palabras contenidas deben ponerse en práctica, lo que implica ser incluyentes.

“Poner en práctica implica incluir; ser incluyentes implica incluir a aquellos que están excluidos,  implica incluir a todos los sectores que se quedan excluidos, como a la mujer dominicana”.

Señaló que las mujeres son excelentes administradoras, pues saben priorizar, trabajar en equipo y satisfacer necesidades.

“Nosotras sí sabemos lo que es administrar un presupuesto escaso, nosotras sí sabemos distribuir de manera equitativa entre todos los demandantes, entre todos los consumidores, entre todos los que tienen intereses, que al final terminan siendo nuestros hijos y nuestros maridos”, indicó.

Al tratar el tema de la violencia de género, la vicemandataria informó que desde el Gabinete Social se trabaja en la promoción de una nueva cultura de paz y una nueva masculinidad para cambiar el comportamiento machista entre las más de 800 mil familias del programa Progresando con Solidaridad y a través de miles de agentes de paz.

“Es una intención que debe estar en el corazón de cada uno de nosotros, hombres y mujeres, para que este sea un flagelo que podamos eliminar de la sociedad dominicana”, sostuvo.

Participaron en el seminario la ministra de la Mujer, Alejandrina Germán; la asesora especial de ONUMUJERES, Bibiana Aído Almagro; la representante auxiliar del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Sonia Vásquez; la viceministra de Relaciones Exteriores (MIREX) Alejandra Liriano; y Juan Tomas Monegro, viceministro de Planificación del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPYD).

Deja un comentario