SAN JUAN. El precandidato a la presidencia de Estados Unidos del partido republicano Marco Rubio, de visita en Puerto Rico para recabar fondos y apoyos de cara a las elecciones de noviembre de 2016, se expresó hoy a favor de la anexión de la isla a EE.UU. como un estado más de pleno derecho.

“El estatus de Puerto Rico está impidiendo el crecimiento económico, porque compañías y profesionales se confunden”, al tiempo que “no beneficia a nadie, ni a Washington ni a la isla”, dijo ante decenas de simpatizantes en un restaurante del popular barrio de Santurce, en San Juan.

En un español bastante correcto, y con acento cubano, dijo que el asunto del estatus también es una cuestión “moral”, porque “por más de cien años el puertorriqueño ha sido ciudadano americano, pero no puede votar por la Presidencia”.

Además, “sus hijos y sus hijas nos sirven en las Fuerzas Armadas, se sacrifican y hasta han muerto por el servicio a este país”.

“Para mí, ha llegado el momento de que Puerto Rico tenga la oportunidad de unirse a los EE.UU.”, apuntó en referencia a “una oportunidad que se le ha dado a otros territorios del país por más de doscientos años”.

Añadió que “el dinero (para organizar la consulta) ya está ahí (puesto que ha sido reservado por la Administración de Barack Obama), lo único que falta es que el Gobierno de Puerto Rico (que no apoya la anexión) lo ponga en la boleta para que el pueblo se pueda pronunciar”.

En ese sentido, recordó que en el confuso referéndum que se celebró en 2012 la mayoría de los puertorriqueños dijo que no quiere mantener el actual estatus de Estado Libre Asociado a EE.UU., por lo que consideró que se debe impulsar una consulta “en la que el votante puertorriqueño pueda expresarse si quiere unirse a EE.UU.”.

“Si la respuesta es, como yo espero, que sí, estoy convencido de que el Congreso de los EE.UU., con un presidente que tome el liderato sobre este tema, puede llevar a cabo esa votación”, defendió.

El político de padres cubanos reconoció además su oposición a la idea de forzar al Congreso de EE.UU. a que incluya a Puerto Rico en la protección que confiere la Ley federal de Quiebras, algo que permitiría a las empresas públicas de la isla declararse en bancarrota. EFE

Deja un comentario