BERLÍN.- Unas 1,300 personas, según la Policía, se manifestaron este sábado en Berlín contra las investigaciones por sospecha de alta traición anunciadas el jueves contra el blog “Netzpolitik.org”.

Dichas investigaciones luego quedaron en suspenso por las críticas a la Fiscalía federal por presunta restricción a la libertad de prensa.

La marcha, convocada con el lema “Por los derechos fundamentales y la libertad de prensa”, discurrió por el centro de la capital alemana como muestra de solidaridad hacia esa bitácora periodística, hasta culminar en una concentración ante el ministerio de Justicia.

La manifestación siguió a las críticas contra el fiscal federal, Harald Range, así como las declaraciones del ministro alemán de Justicia, el socialdemócrata Heiko Maas, quien cuestionó que pueda imputarse alta traición a ese medio y recordó que no se puso en peligro la seguridad del Estado.

Desde las filas del cogubernamental Partido Socialdemócrata (SPD) se produjeron algunas peticiones de dimisión del fiscal, lo mismo que entre los partidos de la oposición, Los Verdes y La Izquierda.

El propio Range dio marcha atrás ayer a su propósito de abrir sumario y decidió dejar en suspenso el caso, a la espera de un informe independiente sobre la cuestión.

Las investigaciones previas sobre el portal se derivaron de una demanda de la Oficina Federal de Protección de la Constitución (BfV), los servicios secretos de Interior, por la publicación de extractos de un informe calificado de confidencial.

Los documentos se centraban en la creación de una unidad para la vigilancia de Internet y para la detección de perfiles de radicales y extremistas en las redes sociales.

El mencionado medio es uno de los blogs políticos más conocidos de Alemania y en 2014 fue distinguido con el prestigioso premio Grimme en la modalidad para portales digitales.

El caso se ha comparado en Alemania con la demanda por alta traición presentada en 1962 contra el semanario “Der Spiegel” por publicar en plena Guerra Fría un artículo sobre unas maniobras de la OTAN y los planes de compra de armas del entonces ministro alemán de Defensa, el bávaro Franz Josef Strauss.

El director de “Der Spiegel”, Rudolf Augstein, pasó tres meses en la cárcel, en medio de una gran campaña de solidaridad a escala nacional y de los medios en favorde la libertad de expresión. EFE

Deja un comentario