CARACAS. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, declaró ayer el estado de excepción en otros 10 municipios fronterizos con Colombia, 7 del estado de Zulia (noroeste) y 3 de Apure (suroeste), que se suman a otras zonas zulianas y del estado del Táchira que ya están bajo esta medida desde hace varias semanas.

“He decidido, y quiero informarlo, activar las zonas número 4, 5, 6 y 7 de la Misión Nueva Frontera de Paz”, dijo el mandatario durante su programa de televisión “En contacto con Maduro”.

La decisión implica la intervención en todos los municipios fronterizos de los estados Táchira, Zulia y Apure, faltando solo el estado de Amazonas, como entidad limítrofe con Colombia, por tener estado de excepción.

El presidente indicó que decidió activar el estado de excepción y los planes especiales en la zona número 4 que correspondería a los municipios zulianos Jesús Enrique Lozada, Rosario de Perijá, Machiques de Perijá y la Cañada Urdaneta.

Asimismo, anunció la intervención de la zona 5, que corresponde a los municipios también zulianos Jesús María Semprún, Catatumbo y Colón.

“Igualmente, estado Apure (…) zona número 6 que activo de manera inmediata con el estado de excepción revolucionaria para restablecer el derecho a la paz, para la tranquilidad y la prosperidad en el municipio Páez”, indicó.

Agregó que en la zona número 7, también de Apure, se intervienen los municipios Rómulo Gallegos y Pedro Camejo “que terminan de cubrir el mapa de decisiones necesarias para seguir avanzando todos los días en la restitución de la paz, en la construcción de una nueva frontera, es lo que quiero”.

Señaló que dio instrucciones al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, para reforzar la presencia de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana “a todo nivel”, con el Ejercito, la Armada, la policía militarizada, la Aviación Militar Bolivariana, “tomando todas las medidas de previsión para evitar provocaciones de aquel lado”.

Según la norma del país, el decreto de estado de excepción permite a las autoridades ejecutar registros para investigar ilícitos contra “las personas, su vida, integridad, libertad o patrimonio”, así como delitos relacionados con la “Seguridad de la Nación”, el “orden socioeconómico”, la identidad y el “orden migratorio”.

Bajo este marco legal también se señalan restricciones al tránsito de mercancías y bienes, por lo que las autoridades pueden revisar equipajes y vehículos y todo lo anterior podrá realizarse “sin la necesidad de una orden judicial previa”.

El presidente no específico hoy, sin embargo, si el decreto de estado de excepción en los nuevos municipios incluye el cierre de los pasos fronterizos en los mismos.

De ser así, toda la frontera de Venezuela con Colombia quedaría cerrada a excepción de la que comparten a través del selvático estado de Amazonas.

Maduro anunció el 19 de agosto el cierre fronterizo en seis municipios del occidental estado Táchira tras denunciar el ataque de supuestos paramilitares colombianos contra militares venezolanos y un civil y dos días después decretó el estado de excepción en esta zona.

Hasta hoy estas medidas regían en 10 municipios del Táchira y tres del Zulia, su vecino por el norte.

Esta decisión la tomó Maduro para tratar de luchar contra el hampa y el contrabando en esta frontera y levantó el malestar de Colombia, país al que responsabiliza en parte por esta situación.

Desde el inicio de la crisis fronteriza al menos 1.482 colombianos han sido expulsados de Venezuela y unos 19.952 más han abandonado el país caribeño ante el temor a ser expulsados, según un informe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA). EFE

Deja un comentario