Las Matas de Santa Cruz, Montecristi. La apertura de la Escuela Básica Fernando Rosario Pimentel, en el sector El Campamento del INDRHI, además de garantizar el cuidado y la alimentación de niños de aquí, permitirá a sus madres trabajar.

Wilfra Alexandra Almonte Jorge, madre de tres niños, uno de los cuales cursará el segundo grado, valoró la iniciativa del Gobierno.

“El Gobierno ha hecho algo grandioso por nosotras”
“La mayoría por aquí somos madres solteras y carecemos de recursos, creo que el Gobierno ha hecho algo grandioso por nosotras porque nos beneficia de una manera directa”, cuenta Wilfra.

Ahora tendrán la mente tranquila porque sus hijos estarán seguros en la escuela y bien atendidos con su comida: “Es muy significativo lo que ha hecho el Presidente, le doy las gracias en nombre de todas las madres de este sector”.

Ayudará a su marido con el sustento del hogar
Cesarina Martínez, madre de cinco hijos, ahora planea trabajar para ayudar a su marido con el sustento del hogar.

Altagracia Jiménez considera que la escuela representa un gran alivio para su familia porque podrá trabajar fuera del hogar ya que sus hijos tendrán la comida segura en la escuela.

En lugar de estar brujuleando en la calle
Wanda Almonte, promotora del Ministerio de Salud Pública, que tiene un niño que va para quinto grado, comentó que para salir a trabajar tenía que pagar para que le cuidaran a su hija. “Ahora me voy a ahorrar ese pago, porque estará en la escuela”, manifestó con evidente alegría en su rostro.

La Escuela beneficiará mucho al sector El Campamento del INDRHI: “porque hay muchos niños que están en cosas negativas. Ese tiempo que perdían en las calles ahora estarán concentrados en la escuela”.

Mejor alimentación
En el sector hay muchas madres empobrecidas. Algunas veces dan las 12 del día y todavía no tienen la comida para sus niños.

“Entonces esta Tanda Extendida va a contribuir a que los niños tengan una mejor alimentación, ya recibirán los diferentes nutrientes que necesitan”.

Elsa María De la Rosa, es otra madre con dos hijos que estudiarán en la Tanda Extendida, trabaja como obrera en una  empresa bananera, dijo: “Vamos a estar más tranquilas porque los niños estarán en un lugar seguro”.

En tanto que Mayela Santana, quien está criando dos nietos, manifestó: “Más de ahí no se quiere, ahora nos ahorramos el desayuno, la comida y los 25 o 50 pesos que les damos para la merienda diariamente”.

Mis hijos no se quedarán solos
La vida de Altagracia Franco es difícil, para salir a trabajar tenía que dejar solo a sus hijos. “Eso me beneficia mucho a mí porque yo trabajo y ahora no quedarán solos en la casa”.

Sostiene que ya las madres pueden salir con su mente positiva,  seguras de que a sus niños no les pasará nada en la escuela.

Deja un comentario