Higüey. El candidato presidencial por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, expresó este jueves su respaldo a la solicitud hecha por el obispo de la Diócesis de la Altagracia, monseñor Gregorio Nicanor Peña, de que los líderes de la República Dominicana participen en un debate a profundidad y sin prejuicios sobre los principales problemas del país.

“En un proceso electoral los candidatos deben decirle al pueblo qué van a hacer en el gobierno, cuáles son sus plantes y medidas, y deben debatirlas para que el pueblo pueda decidir su voto en base a las propuestas de los aspirantes a la Presidencia”.

“Se nos ha visto solicitar en varias oportunidades al presidente Danilo Medina que debatamos la agenda nacional en un plano respetuoso y civilizado; que contrastemos su visión y la nuestra sobre la orientación de las inversiones, de las políticas públicas más convenientes para combatir la pobreza, y fomentar un desarrollo que mejore la calidad de vida del pueblo” expresó Abinader.

Dijo que sin embargo, “lamentablemente lo que hemos recibido son descalificaciones de altos funcionarios de la Presidencia, que todos han podido ver en la prensa”.

Abinader señaló que no es posible que en esta denominada era del conocimiento un presidente y un gobierno que se supone democrático, pretendan manejar los recursos estatales, que impactan directamente en la calidad de vida de la gente, y el curso del país, sin discutir sus plantes y medidas con la oposición, de manera transparente, de cara al pueblo.

Abinader, quien estuvo acompañado de su esposa Raquel Arbaje, fue entrevistado por periodistas locales a su salida de la misa en la Basílica Catedral de Higuey, con motivo de celebrarse hoy el Día de la Virgen de la Altagracia. En la misa estuvieron presentes el presidente de la República, Danilo Medina, su esposa y otras personalidades.

Deja un comentario