SANTO DOMINGO.- El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno, Luis Abinader, proclamó el compromiso de trabajar desde el poder para garantizar el ejercicio pleno de los derechos humanos, impulsar una estrategia de Estado para frenar la corrupción pública, y promover una política de desarrollo incluyente para que ningún dominicano se sienta obligado a emigrar por falta de un empleo decente.

Abinader, quien pronunció el discurso central en la apertura del Foro Internacional  “Desarrollo democrático para todos”, organizado por la Alianza Progresista, también definió la voluntad de adoptar las medidas necesarias para garantizar la  protección efectiva de la frontera y la seguridad del territorio nacional, al amparo de las normas del derecho y con respeto a la dignidad de las personas.

Tras señalar que el fundamento de toda política pública tiene que centrarse en el respeto a la dignidad del ser humano, el líder opositor dijo que la  promoción y la protección de los derechos humanos será una prioridad del gobierno que se propone encabezar a partir de agosto del 2016.

“Representamos el compromiso de gobernar con apego a los valores esenciales del humanismo universal, como son el respeto a la libertad individual, a los derechos humanos, a la libertad de creencias, el respeto a las minorías, la condena a todo tipo de discriminación y opresión, así como a la autodeterminación de los pueblos”, expresó Abinader.

Cero tolerancia contra la corrupción

El candidato presidencial del PRM dijo que la lucha contra la corrupción es un aspecto crucial que se debate actualmente  en el mundo, sosteniendo que ese flagelo no solo  socava el Estado de derecho y retrasa el desarrollo de los pueblos, sino que “también se ha convertido en una verdadera amenaza en la lucha contra la pobreza y la estabilidad social en muchas de nuestras naciones”.

En un escenario integrado por delegados de más de cien partidos y organizaciones  progresistas de cuatro continentes, Abinader lamentó que la República Dominicana tenga “la vergonzosa notoriedad de estar entre las naciones con la peor percepción sobre los niveles de corrupción imperantes, tanto en el ranking de Transparencia Internacional como en el del Foro Económico Mundial”.

“Estoy convencido que ningún plan de desarrollo dará resultado sino se combate la corrupción con políticas públicas creíbles y transparentes, y si no se impide que los recursos públicos terminen en manos de pequeños grupos  conectados al Poder”, puntualizó Abinader.

Y prometió  que bajo su responsabilidad en la presidencia de la República  el próximo gobierno le va a dar “un giro drástico a esta inaceptable situación ejecutando una política de CERO TOLERANCIA a la corrupción y CERO TOLERANCIA a la impunidad, aplicando todo el peso de la ley a los corruptos, sin importar quienes sean los responsables.

Sobre la migración y los dominicanos en el exterior

El licenciado Abinader hizo referencia al fenómeno de la migración mundial y apuntó que “para finales de este año 2015, se calcula que aproximadamente 2 millones 300 mil personas dominicanas o de origen dominicano residen en otro país, y aproximadamente unos 2 millones en Estados Unidos de América. Dijo que esa cifra de  diáspora dominicana representa el 23% de la población que vive hoy en el país.

“Aspiramos a desarrollar nuestro país de forma tal que nadie tenga que emigrar por falta de un empleo decente, una vivienda que lo abrigue, acceso a la educación, a la seguridad ciudadana, a los servicios de salud y a tener oportunidades para realizar sus aspiraciones”, manifestó el también economista y empresario.

Al resaltar el notable aporte de la comunidad dominicana en el exterior, cuyas remesas totalizarán en 2015 más de 5 mil millones de dólares, equivalente al 8 por ciento  del Producto Interno Bruto del país, Abinader dijo que el próximo gobierno se esforzará para  colaborar con esos compatriotas  para ayudarlos a integrarse en mejores condiciones en los países donde residen o a brindarles las facilidades para su retorno e inserción en el país.

Advierte amenaza contra la democracia electoral

En otro aspecto de su discurso, el candidato presidencial del PRM se refirió al incipiente proceso electoral y resaltó que el bloque opositor que encabeza su partido tiene de  frente a un adversario que siempre ha usado todas las ventajas del poder para impedir que la voluntad popular se exprese libremente en un proceso democrático y transparente.

Consideró que la presencia en el país de las fuerzas socialistas y democráticas aglutinadas en la Alianza Progresista contribuye a reafirmar la confianza de que el pueblo dominicano tiene la fuerza, la voluntad y la decisión de conquistar la victoria.

“Estamos convencidos de que se puede, de que representamos una voluntad profunda de cambio, de que el cuerpo social dominicano no resiste prolongar por cuatro años más, el imperio de la mentira, del dolo, de la desvergüenza y de la corrupción”, enfatizó Luis Abinader.

Y puntualizó: “A ustedes, amigos social demócratas de los cuatro continentes aquí representados, agradecemos su muestra de solidaridad y  apoyo militante a nuestro compromiso de dar un nuevo destino a nuestra sociedad”.

Deja un comentario