ESPERANZA, Valverde. Los habitantes de este municipio, ubicado en el gran valle del Cibao, califican como una “bendición de Dios” la apertura de la estancia infantil de aquí.

Una obra de amor y esperanza
A partir de este martes las madres de 226 infantes, tendrán la oportunidad de trabajar en la zona franca o dedicarse a los estudios, pues sus hijos estarán bien cuidados en la inaugurada Estancia Infantil La Altagracia.

El presidente Danilo Medina y las autoridades educativas, desde el liceo María Bernardina Pascual (Doña Buby) dejaron en servicio el centro de atención especial, que albergará a pequeños con edades comprendidas entre los 45 días de nacidos hasta los cinco años.

Espacio lleno de alegría y bienestar
El director de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, Francisco Pagán dijo que la nueva estancia infantil  cuenta con espacios llenos de luz y color para expresar alegría y bienestar, donde los niños serán recibidos y acompañados por personal especializado para construir tiempos de cuidado y estimulación temprana, de aprendizaje y de atención.

Refirió que la instalación cuenta además con  recepción, enfermería, consultorio de Psicología, salón de reuniones y oficinas administrativas.
Ahora las madres podrán trabajar o estudiar sin ningún tormento.

Juana Evangelista Ventura, presidenta de la Junta de Vecinos del sector La Altagracia, tiene 30 años residiendo en el lugar y afirma que la Estancia Infantil Esperanza, será muy favorable para toda la comunidad.

“Porque aquí hay muchas madres que trabajan en la Zona Franca y tienen inconvenientes para dejar a sus hijos. A veces lo tienen que dejar en manos de extraños; además, aquí los niños serán bien cuidados y tendrán una alimentación a tiempo”.

Estancia funcionará como red con cuatro centros comunitarios
Carmelo Mateo Pérez, técnico provincial de Participación Comunitaria del Instituto Nacional de Atención Integral para la Primera Infancia (INAIPI), explicó que el Centro está preparado para acoger 226 niños de 0 a cinco años, quienes recibirán estimulación primaria, salud y todo lo que tiene que ver con el componente familiar y comunitario.

La estancia infantil, o Centro de Atención Integral para la Primera Infancia como de manera formal está identificada la obra, “va a funcionar en red junto a cuatro Centros Comunitarios con capacidad para atender 368 niños, es decir, que tendremos una gran cobertura en toda la comunidad de Esperanza”, significó.

Mi vida dará un giro
Massiel Moronta, madre de cinco hijos y cuatro de ellos serán acogidos en la estancia infantil, entiende que las madres solteras y las que trabajan tendrán una gran ayuda. Dijo además, que el centro representa una fuente de empleo para muchas madres de la comunidad.

“Vivo una vida con pocos recursos, con muchas limitaciones económicas porque no puedo trabajar, pero ahora mi vida dará un giro porque podré buscar un empleo y aumentar los ingresos para salir adelante”.

Su hija podrá trabajar y retomar sus estudios
Gladys Noesy Rodríguez, abuela de una niña de dos años, manifestó: “muchas madres quieren trabajar, pero no pueden hacerlo porque tienen que cuidar a sus hijos”. Aseguró que ahora su hija podrá trabajar y retomar sus estudios universitarios.

Abrí  una cafetería y me ha ido muy bien
Julia Olivero, está al cuidado de una sobrina porque su cuñada estudia y trabaja, pero ahora que la niña será acogida en la estancia podrá seguir atendiendo con tranquilidad su cafetería, ubicada precisamente frente al centro de atención primaria.

Contó que durante la construcción de esta estancia abrió su negocio y obtuvo una buena ganancia con las ventas de sándwiches y jugos. “En una semana vendía entre diez y 17 mil pesos”.  Ella y su esposo piensan continuar y seguir ampliando el negocio.

Deja un comentario