París, EFE.- Las autoridades francesas, con el presidente François Hollande al frente, rindieron hoy un sobrio y solemne homenaje a las víctimas del terrorismo en 2015 en la icónica plaza de la República de París.   En una mañana fría y con poca afluencia de ciudadanos, Hollande -junto al primer ministro, Manuel Valls, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, y parte de su Gobierno- descubrió una placa en memoria de las víctimas colocada a los pies de un “roble del recuerdo” plantado allí esta misma semana.

La ceremonia oficial comenzó de forma puntual a las 11.00 hora local (10.00 GMT), a la que se sumará a partir de las 17.00 de la tarde (16.00 GMT) un homenaje popular a los 149 asesinados en los atentados yihadistas de los pasados meses de enero y noviembre.   Tras descubrir la placa, se guardó un minuto de silencio y se leyeron los nombres de los fallecidos, tras lo cual Hollande, Valls e Hidalgo depositaron una corona de flores en la estatua de la República, donde aún permanecen cientos de velas, escritos y dibujos que han servido para mantener viva la memoria de las víctimas.

En medio de estrictas medidas de seguridad, el cantante Johnny Halliday -uno de los más populares de Francia aunque también uno de los blancos favoritos de la revista “Charlie Hebdo”- cantó “Un dimanche de janvier” (“Un domingo de enero”), en la que recuerda la masiva manifestación del 11 de enero de 2015 contra el terrorismo.

Después de la actuación del Coro del Ejército con una canción de Jacques Brel y de la lectura de un poema de Victor Hugo, Hollande rompió el protocolo para acercarse a los familiares de las víctimas y trasladarles su apoyo.   Los actos de hoy cierran toda una semana de homenajes a los 17 muertos en los atentados del pasado enero contra el “Charlie Hebdo” y el supermercado judío, a manos de los hermanos Kouachi y Amedy Coulibaly. EFE

Deja un comentario