La salud visual y los aparatos tecnológicos

La salud visual y los aparatos tecnológicosEn el trabajo es la computadora, en la casa la televisión o los videojuegos, a cada minuto del día el celular y, cuando éste se descarga, pues nos queda la tableta. La constante en la vida del ser humanos promedio actual es tener los ojos frente a una pantalla y sí, hay consecuencias.

Roberto Tapia, optómetra y gerente de educación para Latinoamérica de la marca de lentes Transitions, explica que la forma de trabajo y ocio del ser humano ha cambiado. “Antes se dedicaba más tiempo a ver a la distancia, que fue lo natural desde tiempos lejanos”, explica Tapia. En la actualidad hay más enfoque en lo cercano, sobre todo por el uso de computadores.

“Lamentablemente existe lo que se llama el síndrome visual por el ordenador, un conjunto de síntomas y signos que la persona refiere como cansancio, estrés visual, enrojecimiento de los ojos, lagrimeo, resequedad, dolor de cabeza, dolor de espalda baja o lumbar y dolor en las falanges y muñecas”, detalla el experto.

Radiación UV

Es inevitable el uso de los aparatos electrónicos, pero no hay por qué abusar. Tapia recuerda que estas tecnologías emiten cierta cantidad de radiación ultravioleta,  que no resulta peligrosa, pero cuyos efectos acumulativos (junto a los del sol) sí podrían afectar la salud a largo plazo. En ese sentido se requiere de una protección adecuada.

“Muchos de los lentes de venta libre no tienen protección adecuada contra los rayos ultravioletas, la tecnología fotosensible de Transitions tiene bloqueo hasta los 400 nanómetros, es decir que no sólo bloquea rayos ultravioletas sino la luz visible color azul, que si bien estimula la visión tambien es agresiva y tóxica para la retina humana”, dice Tapia.

Carecer de esta protección  acarrearía el día de mañana problemas en la calidad de la visión y la vida. Tapia refiere que ha llegado a ver casos de adultos muy jóvenes con cataratas, “estamos viendo casos de personas muy jóvenes con cataratas, situación que pudo prevenirse con facilidad”.

Cuidarse
Octubre es el mes dedicado a concientizar sobre el tema de la salud visual y el primer consejo es la visita anual al especialista (oftalmólogo y optómetra) para un chequeo completo.

Utilizar con mucha frecuencia los aparatos electrónicos no será la causa directa de un defecto visual como astigmatismo, hipermetropía o miopía, pero si estos defectos ya existen, estar siempre frente a una pantalla puede hacer que los síntomas se sientan más.

Es preocupante también que cada vez más temprano los niños utilizan con demasiada frecuencia estos aparatos, a veces desde los dos y tres años de vida. “Esto puede causar a futuro vicios acomodativos, es decir, que mantengan  por mucho tiempo la visión cercana y no desarrollen la visión a distancia, lo que les va a influir en una fatiga visual mayor en el futuro y obviamente una merma en el desempeño académico”, señala Tapia. Además de visitar al especialista una vez al año, es perentorio adquirir productos de calidad y reducir al mínimo el uso de los aparatos electrónicos. Se recomienda que por cada hora de uso haya un descanso de cinco minutos mirando a lo lejos.

A los niños de la casa se les debe poner límites en el uso de aparatos electrónicos, y exigir el descanso al aire libre con frecuencia. Aunque no necesite lentes el infante puede usar lentes fotosensibles que lo protejan de la radiación UV y debe además proteger sus ojos de los rayos UV del sol.

Un niño debe visitar al oftalmólogo desde que nace, pero si no, debe hacerlo al menos en el inicio de la etapa escolar para descartar cualquier defecto refractivo.

Dejar respuesta