BERLÍN, EFE.- La policía de Múnich (sur de Alemania) ordenó durante la noche de año nuevo la evacuación de dos estaciones de tren ante indicios de que podía perpetrarse un atentado yihadista y advirtió a la población de que evitara grandes aglomeraciones de gente.

Concretamente, se evacuaron la estación central y la del barrio de Passing y se pidió a la gente que evitara las zonas cercanas a las mismas.

La policía informó de que no era claro hacia donde podían dirigirse quienes planeaban el atentado al no poder acceder a los blancos originales.

Según informaciones del Süddeutsche Zeitung hay seis sospechosos que están siendo investigados.

La información acerca de los planes de atentados habría llegado de diversas fuentes, entre ellas de servicios secretos extranjeros.

Todavía en la tarde del jueves la policía había dicho que sólo existía un peligro abstracto, al igual que en toda Alemania, pero después de la media noche pasó a hablar de dos indicios concretos de que se planificaba un atentado en la ciudad ante lo cual se tomaron medidas específicas

A través de las redes sociales, y en varios idiomas, la policía dijo que las informaciones apuntaban a que se podía realizar un atentado a lo largo de la noche.EFE

Deja un comentario