LAS FILIPINAS, San Pedro de Macorís.- La escuela que el presidente Danilo Medina entregará esta tarde en el humilde sector Las Filipinas, era reclamada a gritos por los vecinos y vecinas de ese sector y tendrá el comedor escolar más grande del país.

Esto permitirá que una mayor cantidad de estudiantes de la Escuela Básica Carmen Natalia Martínez Bonilla almuerce al mismo tiempo.

El ingeniero encargado de la obra, Guarocuya González, explicó que el área de comida de este centro duplica el de los demás: “La obra posee un comedor de  360 plazas, el más grande construido por el Gobierno, después del tercer sorteo para la construcción de escuelas, lo que permitirá al mismo tiempo alimentar a más estudiantes y hacer más fluido el proceso educativo”.

Más de 100 residentes trabajaron en la construcción
Este nuevo centro contribuirá a mitigar la delincuencia, además de los aportes económicos que generó a más de 100 residentes que trabajaron en la construcción y la educación que recibirán los niños.

Transforma entorno
“Realmente ha sido muy grande el beneficio social porque esto era una zona de manglar usada por ladrones, narcotraficantes y consumidores de droga como refugio para hacer sus operaciones y hasta llegaron a perpetrar  asesinatos. Esto lo hemos transformado, le estamos dando una nueva cara, una nueva esperanza de vida, con esta obra fruto del 4% a la educación dispuesto por Danilo Medina”.

Pedíamos a gritos una escuela y Danilo la concedió 
Felicia María Zapata, madre y dirigente comunitaria de Las Filipinas dice estar  emocionada: “En verdad esto ha sido algo grandioso, la comunidad va a vivir eternamente agradecida de nuestro presidente Danilo Medina por esta gran obra. Ha sido un gran sueño”.

Manifiesta que la comunidad tenía el deseo y buscaba la forma de tener una escuela más cercana: “Incluso empezamos a buscar firmas para solicitar eso, pero gracias a Dios y al señor Presidente fue acogido el pedido de nuestra comunidad que pedía a gritos una escuela como esta”.

 “Tengo un techo y mi familia no se moja”
Víctor Vásquez, maestro de pintura, expresa que se ha sentido bien porque es una obra más que hace el Gobierno y que le da la mano: “Nos abre camino para que uno busque la comida de la familia. Me siento bien; ojalá que siga haciendo más obras porque así hay más empleos”.

Vásquez sostiene que la situación de él y su familia ha cambiado: “Ya no vivimos en la misma forma que vivíamos antes. Yo vivía alquilado y gracias a los trabajos que he hecho en la escuela he logrado conseguir mi casa, no de lo último, pero ya tengo un techo y mi familia tiene dónde estar y no se moja. Que sigan las construcciones del Estado, que ahí es donde más trabajamos”.

“Danilo quiere ayudar a los niños”
A Lucrecia del Rosario, madre de una estudiante de sexto grado se le vio muy activa en las labores de limpieza previo al acto de inauguración, sostiene que ella, al igual que otras madres, asumieron el compromiso de cuidar la escuela: “Yo considero en el nombre de Dios que hay que cuidarla y tenemos que poner el ejemplo, entonces yo estoy luchando por la escuela como madre al fin”.

Dennis Jiménez también expresó su regocijo. Ella tiene dos niños y dice estar muy contenta: “Estoy agradecida con Danilo que está haciendo esto para ayudar a nuestros niños y esto favorece mucho, porque a veces andan por las calles porque sus madres trabajan el día entero y no tienen con quien dejarlos”.

No más aulas congestionadas
En la comunidad de Las Filipinas y zonas aledañas existía la imperiosa necesidad de otro centro educativo, ya que la única escuela disponible era la Luis Arturo Bermúdez, con una matrícula de casi mil niños y aulas súper pobladas, de hasta 60 estudiantes.

El director del Distrito Escolar 05-02 de la provincia de San Pedro de Macorís, David Guillén, asegura que ya están haciendo un estudio para transferir la mitad de los estudiantes a la nueva escuela de 24 aulas y que funcionará bajo la modalidad de Jornada Escolar Extendida.

La escuela requiere de alrededor de 35 maestros, además del personal administrativo, orientadores, conserjes y vigilantes, lo que representa nuevas oportunidades de trabajo para los residentes de dicha localidad.

Deja un comentario