Naciones Unidas, (EFE).- La ONU instó hoy a Estados Unidos a investigar las últimas muertes de ciudadanos negros a manos de la Policía y a estudiar si hay un patrón en este tipo de casos.

El portavoz de la organización, Stéphane Dujarric, reaccionó así luego de que le preguntaran por la muerte del joven Philando Castile este miércoles en Falcon Heights (Minesota) y a la de Alton Sterling un día antes en Baton Rouge (Luisiana).

Los dos fallecieron a manos de agentes de policía y en ambos casos han salido a la luz videos de los episodios que han provocado nuevas protestas denunciando la violencia policial contra los afroamericanos y otras minorías.

Dujarric señaló que para cualquiera que haya visto las imágenes queda claro que son, “extremadamente inquietantes”, por lo que la ONU confía en que ambos casos sean “investigados a fondo para descubrir qué ocurrió y establecer si hay algún patrón”.

El portavoz, además, trasladó sus condolencias a las familias de las víctimas.

En el caso de Sterling, el Gobierno estadounidense ya ha anunciado que investigará el episodio, mientras que el gobernador de Minesota, Mark Dayton, solicitó hoy al Ejecutivo que se haga cargo también de esclarecer la muerte de Castile.

Estados Unidos ha vivido varios momentos de tensión racial desde hace más de un año, especialmente tras la muerte en Ferguson (Misuri) en agosto se 2014 del joven negro desarmado Michael Brown a manos de un agente blanco, que luego fue exonerado de todos los cargos.

Deja un comentario