PUERTO PRÍNCIPE, (EFE).- La Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (MOE/OEA) en Haití saludó el establecimiento del 24 de enero como fecha para la realización de la segunda vuelta presidencial, y llamó a todos los actores políticos a trabajar para mejorar las condiciones de cara a la votación.

La OEA calificó en un comunicado como un “paso en la buena dirección” el hecho de que se haya fijado una fecha, y señaló que la culminación del proceso electoral permitirá el traspaso constitucional del poder a un nuevo presidente electo.

La misión consideró como medida positiva la separación de las elecciones locales de la segunda vuelta presidencial, para reducir el número de representantes de partidos en las mesas de votación y así evitar que se repitan los problemas presentados el 25 de octubre pasado.

Las elecciones del pasado 25 de octubre se celebraron en un clima de fuerte crisis política y electoral, en medio de acusaciones de fraude por parte de la oposición.

La MOE/OEA tomó nota de las recomendaciones recientemente presentadas por la Comisión de Evaluación Electoral Independiente, e instó al Consejo Electoral Provisional (CEP) a que sean incluidas en la preparación del balotaje para propiciar un proceso electoral más robusto y competitivo.

Sobre algunas irregularidades identificadas por la Comisión de Evaluación, prosiguió, la información recopilada por la MOE/OEA en el terreno no mostró inconsistencias con los resultados finales de las presidenciales presentados por el CEP.

El proceso electoral puede y debe ser mejorado, pero los esfuerzos tienen que ir más allá de la introducción de nuevas garantías técnicas, añadió el organismo.

La MOE/OEA llamó a los haitianos a participar de forma masiva en la segunda vuelta presidencial y a involucrarse activamente en el proceso electoral, para evitar que se repitan las irregularidades y violencia vistas en el pasado.

Asimismo, instó a los dos candidatos presidenciales a que participen plenamente en el proceso electoral y a que hagan oír sus voces a través de la votación.

El 24 de enero se enfrentarán el oficialista Jovenel Moise, del Partido Haitiano Tet Kale (PHTK), quien fue el más votado en la primera vuelta presidencial, con un 32,76 % de los votos, y el opositor Jude Celestin, de la Liga Alternativa por el Progreso y Emancipación Haitiana (Lapeh), que obtuvo un 25,29 %.

Celestin se niega a participar en el balotaje por la supuesta parcialidad del órgano electoral, acusación que comparten diversos políticos y organizaciones sociales.

Las elecciones debían haberse celebrado el 27 de diciembre pasado, pero la oposición presionó al presidente Michel Martelly para que no se realizaran, tras denunciar que en la primera vuelta se cometió fraude a favor de Moise y de los candidatos oficialistas. EFE

Deja un comentario