Washington, (EFE).- El secretario general de la OEA, Luis Almagro, y el jefe de la misión de mediación del organismo en Haití, Roland Sanders, coincidieron hoy en la importancia de avanzar hacia un órgano electoral “robusto” en el país para evitar que se perpetúe la crisis política actual y mejorar la confianza entre las partes.

Sanders, el presidente de turno del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), presentó sus conclusiones sobre el informe de la misión de mediación del organismo que la semana pasada concluyó sus labores en Haití.

“Para seguir adelante de una forma nacionalmente aceptable, el proceso de elección deberá ser mejorado de modo que infunda más confianza”, afirmó Sanders, representante permanente de Antigua y Barbuda ante la OEA, en la sede del organismo en Washington.

En el mismo sentido, Almagro destacó “la necesidad de mejorar las condiciones del proceso electoral, la autoridad electoral, para mejorar la confianza necesaria para llegar a la elección de un nuevo presidente” haitiano el próximo abril.

Eso debe hacerse “poniendo los máximos esfuerzos en que esta instancia electoral sea diferente, renovada y percibida como tal por todos los actores en Haití”, agregó el secretario general.

“Eso quizá requiere alguna inversión, pero sería importante porque la voz del pueblo expresada en las urnas es fundamental”, dijo.

“Necesitamos definitivamente un órgano electoral robusto en Haití, con reglas claras, la implementación de medidas de alto consenso que garanticen equidad, confianza ciudadana, y condiciones de seguridad para los observadores de la organización en el terreno”, agregó el titular de la OEA.

El que fuera presidente de Haití hasta el domingo, Michel Martelly, alcanzó la semana pasada un acuerdo con el Legislativo para que el Parlamento, convertido en Asamblea Nacional, elija a su sucesor de manera interina, quien deberá encabezar el proceso electoral y entregar el poder a un presidente electo en abril.

Tanto el informe de la misión de la OEA como los representantes de los países del continente reunidos hoy en Washington celebraron profusamente el acuerdo.

“Haití afrontó una situación excepcional que requería una solución excepcional”, afirmó Sanders, y opinó que el acuerdo alcanzado la semana pasada ha dado al país “un respiro de la turbulencia” en la que ha estado sumido los últimos meses.

“Estoy orgulloso de informar a este Consejo de que en Haití prevaleció el ímpetu para el diálogo entre los actores”, agregó el jefe de la misión de la OEA.

Aunque el informe de la misión no se ha hecho público por el momento, Sanders adelantó ante el Consejo Permanente que considera necesario que el país avance hacia una “reforma de la Constitución”.

Dijo, además, que la primera vuelta de las elecciones presidenciales celebrada en octubre 2015 “fue defectuosa, aunque muchos actores del país rechacen esta noción”, y que la misión electoral de la OEA en esa ocasión detectó “irregularidades”. EFE

Deja un comentario